Tartar de atún y aguacate

En el mundo del tartar, el tartar de atún y aguacate es uno de los grandes clásicos que os podéis encontrar disponibles y que no tiene ningún tipo de dificultad. Lo podéis preparar en casa cómodamente y, con las recomendaciones que os vamos a compartir, hacerlo rico, rico rico. Os contamos cómo preparar esta receta […]
SaborGourmet.com

En el mundo del tartar, el tartar de atún y aguacate es uno de los grandes clásicos que os podéis encontrar disponibles y que no tiene ningún tipo de dificultad. Lo podéis preparar en casa cómodamente y, con las recomendaciones que os vamos a compartir, hacerlo rico, rico rico. Os contamos cómo preparar esta receta en casa.

Receta Tartar de atún y aguacate

Se llama tartar a una preparación culinaria que se inició a principios del siglo XX pero curiosamente, no se hizo tan popular hasta que el chef Auguste Escoffier, años 50, preparó su ya famoso beefsteak à la tartare, hoy más conocido como steak tartar.

El tartar de atún y aguacate, como cualquier otro tartar, consiste en que se incorpora algún alimento fresco que no es cocinado, si no que únicamente se marina o condimenta. El tartar suele tener como ingrediente principal un pescado -típicamente atún o salmón- o también se puede hacer con carne de res, que suele ser vacuno o venado. Sea cual sea el tipo de tartar que quieras preparar es fundamental la calidad del ingrediente en crudo, por lo que acude siempre a tus profesionales de confianza para que te ofrezcan la mejor pieza.

Hoy nos vamos a centrar únicamente en el tartar de atún pero también tenéis en el blog un tartar de salmón con aguacate y mango, o un tartar de tomate y aguacate con queso feta.

Algunos detalles fundamentales para conseguir un buen tartar de atún y aguacates es:

ANUNCIO
  • Los productos que utilices en el tartar han de estar cortados en tamaño pequeño y fino. No solo es importante para que puedas disfrutar de cada bocado y no se perciba que está en crudo, si no también para que marinen correctamente todas las piezas de carne o pescado.
  • Antes de preparar el pescado recuerda que tienes que congelarlo previamente (salvo que lo compres congelado o pescado que te vendan fresco pero ya esté descongelado). El tiempo de congelación recomendado es de 5 días a menos 20º para que pueda morir cualquier bacteria y evitar el anisakis.
  • Los chefs avisan de que para preparar un buen tartar no hay que mezclar los ingredientes durante la preparación; hay que lavar las tablas y cuchillos entre cada paso para que no se mezclen los sabores.
  • El pescado o la carne no se pica con picadora, se pica a cuchillo, si no se va a desmenuzar y la textura se pierde.
  • No te pases con el tiempo de maridar el producto o se va a perder por completo el sabor del ingrediente, en este caso del atún. De la misma manera que tampoco se pueden echar muchos condimentos o ya no sabrá a atún.
  • Si quieres hacerte la vida todavía más sencilla, compra un aro de cocina -si es que no lo tienes ya en casa- verás que puedes hacer el tartar en menos minutos, quedando bien presentado para que se vena los ingredientes de forma escalonada y con más comodidad.
  • En un tartar lo que importa es que los ingredientes añadidos hagan brillar el ingrediente principal, por lo que no te pases añadiendo ni especias, ni ingredientes de más. Con pocos ingredientes obtienes un estupendo tartar.

Tartar de atún y aguacate – Ingredientes

  • 250 gr. de atún
  • 1/4 de cebolla roja
  • 1 aguacate
  • 1 lima
  • 1 cucharadita de wasabi
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Decorar con huevas o lo que uno quiera

Cómo hacer Tartar de atún y aguacate

Si tu pescado no viene ya descongelado (consulta al pescadero) tiene que estar un mínimo de 3 días a menos 20 grados. Si ya está descongelado no puedes volver a congelarlo pues se estropearía en el proceso. Cuando vayas a prepararlo, lo dejas descongelar en la nevera para que vaya poco a poco.

En un bol pones la salsa de soja, el wasabi, 4 gotitas de aceite de oliva y remueves para que se mezcle bien.

ANUNCIO

Limpia la cebolla y la cortas en trocitos muy pequeñitos. Lo metes en dicho recipiente.

Limpia el atún y lo cortas en taquitos pequeños para que sea fácil de comer y lo incorporas en el mismo recipiente.

Remueve todo con movimientos lentos y envolventes. Lentos para que lo hagas con mimo y que no se desmenuce el pescado. Envolventes porque la mezcla de líquidos tiene que impregnar bien todo el atún. Mételo en la nevera para que no pierda temperatura mientras preparamos el aguacate.

Coge el aguacate y lo cortas por la mitad, teniendo en cuenta que en el centro hay un hueso. Cuando ya lo hayas rodeado con el cuchillo, coges cada mitad y la giras en dirección contraria, así se separa el aguacate. Pelas la parte que vayas a usar y lo cortas en dados de un tamaño aproximado que el atún. Échalo sobre un recipiente y le añades un poco de zumo de lima junto con la sal, mezcla.

En el plato que vayas a servir colocas el aro de cocina y añades el aguacate en el fondo. Presiona suavemente para que quede compacto, con todas las zonas cubiertas de la base y que se mantenga cuando se retire el aro.

Por encima colocamos la mezcla de atún de la nevera. Presiona suavemente para que también se quede compacto.

ANUNCIO

Puedes decorarlo como más te guste, en nuestro caso le hemos puesto unas huevas pero puedes añadirle unos germinados de soja, lo que más te apetezca o dejarlo así, tal y como está. Eso sí, tienes que servir rápidamente para que esté fresco.

Otras recetas con atún que te pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar