Escrito por

Tomates rellenos de mozzarella al horno

Tomates rellenos de mozzarella al horno son un plato delicioso y muy fácil de preparar, además que no necesitáis muchos ingredientes para hacerlo y resulta ser un entrante perfecto.

Tomates rellenos de mozzarella al horno

Hay recetas para las que no hace falta ser ningún tipo de experto y que no tienen complejidad alguna, un ejemplo claro son estos tomates rellenos de mozzarella al horno. La única “complejidad” que podéis encontrar es el vaciado de los tomates, que tampoco tiene ningún misterio y sencillamente hay que hacerlo poco a poco.

Por lo demás, como veis, la receta es un clásico de la ensalada caprese sólo que cambia su presentación y el paso por el horno.

A la hora de comprar los tomates es importante que os fijéis que tengan una base un poco plana para que puedan sostenerse bien en el recipiente. Por ejemplo, el tomate pera no sería el más recomendable, pero el tomate en rama suele tener mucha carne, sabor y suelen tener una base un poquito más plana.

Tomates rellenos de mozzarella al horno – Ingredientes

  • 3 tomates (en mi caso, tomates en rama)
  • 160 gr mozzarella (en mi caso, mozzarella pizza)
  • Hojas de albahaca fresca
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta recién molida

Tomates rellenos de mozzarella al horno – Preparación

Pon el horno a precalentar a 200º.

Lava bien los tomates y retira la parte superior de los mismos. Con un cuchillo marca el borde del tomate (sin llegar a cortar la piel) pero dejando una buena porción de las paredes del tomate y con una cuchara retira el interior. Resérvalo para otros platos.

Lava las hojas de albahaca, las troceas y las pones en un bol.

Trocea la mozzarella, tanto si es fresca como si es de pizza, y la pones en el bol con la albahaca. Echa un poco de sal, pimienta recién molida y un chorrito de aceite de oliva. Remueve y reserva.

Echa un poco de sal en el interior de los tomates, colócalos en un recipiente apto para el horno. Rellénalos con la mozzarella y lo metes al horno hasta que esté completamente fundido (unos 10 minutos más o menos). Déjalo unos minutos más y ponlo al grill.

Una vez que esté listo, sirve directamente para que el queso se mantenga en su punto fundido.

Otras recetas que os pueden parecer interesantes son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos