Escrito por Tendenzias

Tarta de frutilla: tarta de tres quesos con fresas

Esta tarta de frutilla tiene una base de relleno de queso en el que hemos usado tres quesos diferentes para potenciar sus sabores. Una absoluta delicia, tanto en textura como en sabor, y que resulta muy fácil de preparar. Os mostramos cómo hacerla en casa.

Tarta de frutilla 

Esta tarta de frutilla es ideal como postre o simplemente para acompañar un café; como tentación durante la mañana o para animar una noche entre amigos. Es muy fresca y digestiva por lo que muchos la toman especialmente en verano.

Os proponemos las galletas tipo digestive tanto por el sabor como por la textura, que van a quedar mucho mejor como base de esta tarta que otro tipo de galletas que pasan más desapercibidas en boca y en contraste.

En esta ocasión, hemos hecho un relleno de tres quesos distintos pero podéis usar los que más os gusten o hacerla sólo de un tipo de queso. En cualquier caso, es importante que vayáis viendo si es necesario aumentar la cuajada en función de las cantidades que uséis, yo he echado cuatro sobres por si acaso y creo que con tres hubiera quedado mejor ¡valoradlo en vuestro caso!

Al final, también veréis que tenéis diferentes formas de presentar esta tarta de frutilla y disfrutarla como nunca, la verdad es que podéis usar únicamente fresas o combinarlas con otro tipo de frutos rojos.

Tarta de frutilla: receta

Prueba a preparar esta tarta, una vez que veáis lo fácil que es y que tus invitados quedan chupándose los dedos, seguro querrás guardarla entre tus favoritas.

¡Espero que la disfrutéis!

Tarta frutilla: Ingredientes

Base

  • 300 g de galletas tipo digestive
  • 80 gr. Mantequilla

Relleno

  • 200 ml nata para montar o crema de leche
  • 350 ml de leche
  • 250 gr. queso mascarpone
  • 250 gr. queso ricotta
  • 250 gr. queso crema
  • 3-4 sobres de cuajada

Cubierta

  • 200 g de fresas
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 sobre de gelatina sin sabor
  • 1/2 taza de agua

Tarta de frutilla: Preparación

He forrado la base del molde con un poco de papel vegetal para que la presentación sea más sencilla.

La base de la tarta se hace rápidamente y no tiene ninguna dificultad. Muele las galletas y las mezclas con la mantequilla derretida, lo vuelcas sobre el molde y aplastas para que quede lo más uniforme posible. Mételo en la nevera.

En una cacerola echa casi toda la leche (reserva un vaso para poder deshacer la cuajada), el azúcar, la nata líquida -crema de leche- y los tres tipos de queso. Ponlo a fuego bajo y ve removiendo para que se vaya deshaciendo todo.

Mientras tanto, deshaz los sobres de cuajada en el vaso de leche y procura que no quede ningún grumo. Cuando esté el relleno homogéneo, añades la cuajada y remueves de manera constante hasta que llegue a ebullición.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Pon una cuchara sobre la base de galleta y vuelca el contenido del relleno sobre la misma, para evitar que pueda levantarse algún trocito de galleta.

Déjalo en la nevera durante unas 6 horas o de un día para otro, así cogerá textura perfecta y se asentarán los sabores.

Tarta de frutilla: Presentación

Pasado este tiempo y para presentar, tienes diferentes maneras de hacerlo:

Colocar las frutillas, el azúcar y la gelatina hidratada en una cacerolita. Llevar a fuego medio. Una vez que rompió el hervor, bajar el fuego y cocinar durante 5 minutos más. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente hasta que tome consistencia de un jarabe.

Si quieres presentar solamente fresas frescas, las lavas y las cortas en vertical, las vas colocando sobre la tarta y puedes darle brillo pintándolas con un almíbar (pones agua y azúcar al fuego, más azúcar que agua, hasta que espese).

También puedes hacer una compota con las fresas, aquí la receta: mermelada de fresas al microondas

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Tartas: otras recetas

Si queréis ver otras recetas con ingredientes similares, a continuación podéis pinchar encima de ellas para ver el paso a paso:

SaborGourmet.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos