Escrito por

Trenzas de anís

En Sabor Gourmet seguimos poniendo el punto dulce a la semana con unas fabulosas trenzas de anís que os fascinarán por la facilidad con la que podréis hacerlas en casa y lo ricas que están!

Como una buena amante de la cocina me he convertido en una apasionada de los programas de cocina, busco la mejor receta y la pruebo en casa!

La receta de hoy pertenece a Sergio, de La Mañana de la 1, os dejo las cantidades originales de la receta pero os aviso que al igual que otras personas que han probado a hacer esta receta, he tenido que echar más harina comparado con la cantidad de líquido.

Ingredientes

  • 125 ml de leche
  • 50 ml de aceite de oliva o de girasol
  • 1 huevo
  • 75 g de azúcar
  • 15-20 grs. de levadura de panadero fresca
  • 200 g de harina
  • Anís en grano
  • Ralladura de naranja
  • 1 chorrito de anís o un chorrito de agua de azahar

Esta receta ha sido vista por 837 personas con una valoración de 5 sobre 5

Preparación

Un dato importante antes de comenzar es que cuando ralles la naranja ten cuidado de no rallar la parte más blanca, sólo lo naranja si no le estarás dando un sabor ácido y agrio a la trenza.

Comenzamos. En un recipiente vierte la leche y añade el azúcar, la ralladura de naranja, la levadura de panadería desmigada (puedes hacerlo con las manos), un poco de sal y una pizca de anís en grano.

A continuación, añade el aceite y el huevo, remueve con esmero para que ambos líquidos se unan. Cuando lo tengas, comienza a agregar poco a poco la harina, un chorrito de anís o agua de azahar y comienza a trabajar la masa.

En mi caso, he tenido que ir añadiendo harina porque estaba impresionantemente líquida, pensé que era un problema mío pero he visto en el blog que muchas más personas con esta cantidad de líquidos le quedaba igual que a mí. Importante, si vas a añadir harina compensa el resto de los ingredientes salvo los líquidos.

Una vez que obtengas una masa blandita, homogénea y perfectamente maleable, trabájala y una vez que la tengas, deja que fermente en una zona sin corrientes de aire durante 30 minutos.

En cuanto pase el tiempo, echa un poco de harina sobre una superficie plana y trabaja la masa, yo he formado un cilindro para que me sea más sencillo cortar en porciones simétricas, de unos 50,60 grs cada una.

Una vez lo tengas, haz un “churrito” y divídelo en tres trozos. Con cada uno de ellos haz otro tres churritos que te servirán para trenzarlo, uniéndolo en la parte de arriba y cuando las finalices, ciérralas.

Sobre una bandeja de horno pon un papel de horno y coloca cada una de las trenzas. Una vez las tengas, bate un huevo y píntalas, espolvorea con un poco de azúcar por encima de cada una de ellas y deja que fermente hasta que duplique su tamaño.

Puede que las tengas que dejar bastante tiempo, según la cantidad de harina y de levadura que utilices, pero te aseguro que subir sube.

Una vez que veas que ya ha subido bastante pon a precalentar el horno a 180º, la  modalidad será aquella que dé calor por arriba y por debajo, si ves que sólo tenéis un modo pues el que tengáis. Dejad que se hagan durante 10 o 12 minutos y listo un fabuloso postre!

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos