Escrito por Tendenzias

Todo lo que debes saber los vinos franceses: origen, historia y tipos

La producción de vinos franceses tiene una historia de refinamiento y dedicación que define la calidad de la producción actual. La excelencia está protegida por una normativa nacional que regula las condiciones de los viñedos, el envasado y la calidad mínima. A continuación, en este artículo te explicaremos todo lo que debes saber de los vinos franceses: origen, historia y tipos.

Vinos franceses: origen e historia

¿Sabías que el origen de los vinos franceses se remonta al Imperio romano? Desde entonces, el cultivo de la vid ha sido uno de los aspectos más afamados de la gastronomía francesa, donde podemos encontrar regiones con un vino exquisito y con cepas de gran edad.

Es más, Francia está considerada como la segunda región -tras España- donde hay más viñas. Una de las características más importantes de la enología de este país es que ha estado centrado en explotaciones familiares durante muchísimos años, es más, actualmente todavía hoy está centrado en este tipo de producción y no tanto el vino como el que se cree sale a la venta internacionalmente.

Uno de los productos más conocidos en todo el mundo es el champagne o champán, producido en la región de Champaña-Ardeñas, al norte de Francia. Su producción se elabora a partir de la combinación de uva blanca “chardonnay” y las tintas “pinot noir” y “pinot meunier”. Aún así, es importante no llegar al error de pensar que en esta región solo se produce champagne, también se elaboran otros vinos de calidad con la denominación AOC Coteaux champenois.

Vinos franceses: tipos y clasificación

Hay muchos criterios de clasificación del vino francés. Como en todos lados distinguimos en vino tinto, blanco y rosado. Pero también podemos tener en cuenta otros aspectos del vino que permiten clasificarlos en base a:

  • Cantidad de azúcares naturales, según la proporción que el vino contiene de estos azúcares puede ser seco, semiseco, meloso o licoroso
  • Si contiene o no gases, es decir, lo que suelen denominar como tranquilo o efervescente.
  • Clasificación por regiones: Cada región hace que la vid tenga características únicas que hacen a la particularidad de un vino.

Teniendo esto en cuenta, hay otras cuatro categorías que nos permiten diferenciar la calidad y el tipo de vino francés que podemos escoger:

Vin de table

Vino de mesa: es la categoría mas general. No es particular de una región, aunque el 75% se produce en la zona mediterránea. La calidad es muy variada, podemos encontrar algunos buenos, especialmente tintos, y algunos muy malos, en general blancos.

Vin de pays

Vino de país: este es el vino que proviene de una región específica de Francia. Son los vinos que combinan mejor calidad y precio más bajo. Hay dos tipos diferentes: aquellos que se producen con vides locales (pero sin origen controlado –AOC-), y aquellos que se producen con vides no locales (y por ende quedan fuera de la regulación de AOC).

Vin délimité de qualité supérieur (VDQS)

Vinos delimitados de calidad superior: es una categoría intermedia entre los vinos de país y los vinos de AOC.

Appellation d’origine contrôlée (AOC)

Apelación de origen controlado: es el vino de grado más alto de rendimiento por terreno de producción. Los vinos más conocidos producen botellas de esta clase (como Bordeaux, Champagne, etc.). Para poder ser parte de esta categoría es necesario llevar un registro de los viñedos, la cepa, hectáreas, color, contenido de alcohol, etc. Dentro de esta clasificación encontramos una enorme variedad de calidades y precios.

Por supuesto, ni qué deciros de que cualquier momento es una oportunidad estupenda para conocer la cultura y la gastronomía de un país como Francia, a través de sus vinos y viñedos.

Otros artículos sobre el vino que os pueden resultar interesantes son:

SaborGourmet.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos