Escrito por

Yogurt casero ¿Cómo hacer yogur natural?

¿Cómo hacer yogur natural? El yogurt es un lácteo que forma parte de nuestra dieta diaria. De diferentes sabores y combinado con diversos cereales, frutas o jarabes, es un complemento perfecto para el desayuno, un postre delicioso y un snack que puede tomarse en cualquier momento del día.

yogur_noticia
Imagen peatom

El origen del yogur natural

El yogurt se fabrica mediante un proceso de fermentación de la leche por el cual ciertas bacterias se concentran formando una capa lactosa. Se cree que el yogurt se inventó en Turquía (¡como el helado!) ya hace más de 4.500 años y anteriormente ya se conocería el proceso de fermentación de la leche para conseguir yogures, quesos y otros productos lácteos que eran fundamentales en la época.

El proceso de expansión del yogur ya en aquellos años fue rápido, puede que por influencias turcas en el resto de civilizaciones o por la espontaneidad de las bacterias que fermentaban la leche hasta conseguir dichos resultados.

A día de hoy, podemos ver cómo se ha convertido en un alimento muy acogido en todas las familias y todas las edades, con una gran oferta y versiones de todo tipo.

Beneficios del yogur natural

El aporte de vitaminas, calcio, potasio y proteínas hace del yogurt un alimento fundamental en una dieta equilibrada y saludable. A su vez, la incorporación de la bacteria viva es también un gran beneficio para nuestro organismo.

El yogurt natural puede ayudar a tener una vida prolongada y saludable, es útil para prevenir ciertas enfermedades y refuerza nuestro sistema inmunológico, lo que ayuda a nuestro organismo a enfrentarse a una neumonía o diversos virus y bacterias.

Si nos centramos en las posibilidades de los yogures naturales en la gastronomía son infinitas. Lo primero, es que puedes combinarlo con otro tipo de frutas frescas para conseguir un postre más rico en vitaminas y en sabores; pero, si quieres hacer algo un poco más elaborado, no pierdas la oportunidad de preparar un bizcocho de yogur (impresionante de lo sencillo que es y delicioso) o utilizar el yogur para hacer salsas para tus platos.

yogur
Imagen vidasana

¿Cómo hacer yogur natural casero?

Este proceso para hacer yogurt es muy fácil y muy económico. Y encima contamos con el beneficio de que no tiene conservantes, es fresco y absolutamente natural ¡Que lo disfruten!

Ingredientes:

  • Leche (tanta como yogurt queramos hacer)
  • Yogurt natural sin azúcar
  • Envases de vidrio para poner el yogurt que preparemos.
  • Un aislante que conserve el calor (papel de aluminio)
  • Si tenemos un termómetro que llegue hasta los 90 grados ¡mejor!

Preparación

Poner una cucharada de yogurt natural en cada pote de vidrio (es suficiente para medio litro de leche).

Calentar la leche a fuego lento (debe llegar a 85 grados, lo mejor es revolver para que no se pegue, con el mismo termómetro). Esto llevará unos 10 minutos. Y, ¿si no contamos con un termómetro? Basta con apagar el fuego cuando la leche empieza a humear y a subir.

Remover la leche hasta que llegue a una temperatura de 45 grados. Si se enfría más hay que volver a calentarla hasta esa temperatura pero tampoco podemos continuar si la temperatura de la leche es superior a los 45 grados.

Verter la leche en los potes (bien llenos para que no quede mucho aire). Hay que remover vigorosamente para que el yogurt se mezcle con la leche.

loadInifniteAdd(44636);

Poner los tarros en algún espacio que conserven el calor. Se los puede tapar con papel de aluminio o poner en una caja. Dejar descansar por 6 horas en el lugar más cálido de la casa.

Cuando los sacamos de la caja o diario esperamos 10 minutos a que se entibien y los ponemos por 4 horas, al menos, en la nevera. Luego de ese tiempo ya estará más espeso y listo para comer. En el transcurso de 2 días se espesará aún más, lo que os permitirá ver cómo puede alcanzar una textura impresionante en casa.

El yogurt en los potes sin abrir se conserva por uno 6 u 8 días. Una vez abierto hay que comerlo en 2 o 3 días. Si aparecen hongos blancos o rosados es mejor deshacerse del resto del yogurt.

¡Un dato importante! Si te gusta el resultado de los yogures caseros, tendrás que resistir y reservar uno sin comer ni nada para poder volver a repetir la receta que te acabamos de dar o cualquier otra. Siempre necesitarás un yogur natural para realizar tus yogures naturales ¿qué mejor que utilizar un yogur casero?

Imagen kefiralia.es
Imagen kefiralia.es

Vídeo recetas: Cómo hacer yogur

Todos aquellos que os hayáis planteado hacer yogurt en casa es importante que tengáis en cuenta que hay múltiples tipos de recetas, como siempre, para conseguir tener un yogur natural y casero en casa.

loadInifniteAdd(44637);

La receta que os vamos a compartir a continuación es de Forner de Alella y varía de los pasos anteriores porque introduce los yogures en el horno durante un período de 4 horas aproximadamente a una temperatura de 50º. Después, los tapará con papel de aluminio y volverá a introducirlos en el horno ya apagado durante 12 horas para que coja la consistencia deseada, una textura cremosa pero densa que es igual que el yogur que se puede comprar en cualquier supermercado.

Una vez que ya habéis cogido el truco a los yogures naturales y queréis dar el salto a los yogures de frutas, haciendo vuestras propias combinaciones, sabores y texturas con la fruta escogida, sólo tenéis que seguir el paso a paso de este vídeo de Forner de Alella.

Como veréis, es muy sencillo de preparar. Lo primero es escoger la fruta, quitarle bien todas las bacterias para que podamos tener un yogur sano y delicioso; después sólo queda endulzar la fruta y triturarla al gusto (hay quien no quiere tropezones y hay quien los disfruta muchísimo). El siguiente paso será incorporar la fruta triturada o batida a la mezcla base del yogur y repetir el proceso anterior de cocinado.

Como veis, crear vuestros propios yogures en casa no tiene ninguna dificultad ni ningún misterio. Podéis hacer yogures naturales o yogures de frutas, disfrutando de sabores y texturas que únicamente van a estar a vuestro gusto o al de los pequeños.