Galette bretonne. Crepe de jamón y queso

En la gastronomía francesa nos encontramos con las famosas crepes y también las galette bretonne, que se preparan con trigo sarraceno. Hoy os mostramos cómo preparar unas deliciosas galette bretonne, un crepe de jamón y queso tremendamente rico, fácil de hacer y contundente. Receta Galette bretonne de jamón y queso Si viajáis a Francia, independientemente […]
SaborGourmet.com

En la gastronomía francesa nos encontramos con las famosas crepes y también las galette bretonne, que se preparan con trigo sarraceno. Hoy os mostramos cómo preparar unas deliciosas galette bretonne, un crepe de jamón y queso tremendamente rico, fácil de hacer y contundente.

Receta Galette bretonne de jamón y queso

Si viajáis a Francia, independientemente de la zona, seguro que encontráis un sitio donde os puedan servir unas auténticas galette bretonne. Estas galette, que se asemejan a una crepe, son originarias de la Bretaña francesa y se elaboran tradicionalmente con trigo sarraceno, aunque hoy día os las podéis encontrar elaboradas con todo tipo de harinas. Como veis, el relleno de las galette bretonne es salado y podéis utilizar los ingredientes que más os gusten o se os antojen.

La única dificultad que tiene la preparación de la galette bretonne de jamón y queso es la paciencia, pues necesitarás un poquito de tiempo y tranquilidad para conseguir que el queso se funda y el huevo cuaje o llegue al punto que te guste. Al igual que la forma de presentación también es la original, lo que no es difícil de hacer pero sí que requiere de que tengas un poco de maña.

Lo fundamentald de la crepe de jamón y queso es que os quedéis con la idea de cómo se hace la masa, cómo se cocina una galette y los tiempos – temperaturas de vuestra sartén o crepera. Por lo demás, podéis añadir los ingredientes que más os gusten y hacer vuestras propias combinaciones deliciosas, aunque la combinación más tradicional es la de jamón, queso y huevo.

¡IMPORTANTE! Antes de que te pongas a preparar esta receta ten en cuenta que la masa va a requerir dos horas de reposo. Se hace muy rápido pero el reposo no se lo puede saltar nadie.

ANUNCIO

Galette de jamón y queso – Ingredientes

Masa de crepes

  • 200 gr. de trigo sarraceno
  • 130 gr. de harina integral de trigo
  • 1 huevo
  • 650 ml de agua
  • Una cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Relleno

ANUNCIO
  • 1 huevo por crepe
  • Queso fundente (emmental, gouda, havarti, scamorza…)
  • Jamón cocido o pavo
  • Sal
  • Pimienta negra

Para engrasar

  • Mantequilla

Cómo hacer una galette de jamón y queso

Pon todos los ingredientes de la masa de crepes en un bol y mezcla con unas varillas hasta que esté completamente integrado. Si quieres cambiar el aceite de oliva por mantequilla recuerda que ha de estar completamente líquida o muy blanda para que pueda integrarse bien. Si prefieres utilizar una batidora eléctrica procura no alargar el tiempo de batido para que no coja mucho aire.

Cuando la tengas, tapas con papel film el bol y lo metes en la nevera durante 2 horas. En este tiempo verás que la consistencia cambia, la harina se hidrata.

5 minutos antes de que den las dos horas prepara todos los ingredientes que vas a utilizar para el relleno. En nuestro caso, troceamos el queso y el pavo.

Aprovecha para encender también la sartén o la crepera, que vaya cogiendo la temperatura adecuada. Hay que engrasarla con mantequilla, puedes ayudarte con un trocito de papel de cocina para extenderla por toda la superficie y evitar que quede algún exceso de grasa.

Cuando esté caliente, añade un poco de masa. La cantidad va a depender del tamaño de tu sartén o de la crepera. Mueve la sartén para que la masa se extienda por toda la superficie. Baja el fuego y deja que se haga poco a poco.

ANUNCIO

En el momento en el que veas que la masa de crepe va cambiando de color, forma un cuadrado en el centro de la galette utilizando como «muros» el queso. En el centro del mismo rompe el huevo y con una espátula parte un poco la base de la galette para que entre el calor, lo que facilitará que se vaya cuajando. Echa un poco de sal y pimienta por encima del huevo. Coloca el pavo o el jamón sobre el queso.

En el momento en que se funde el queso hay que empezar a cerrar la galette, pues éste facilitará que se pegue. Para ello, para vencer la rigidez de la galette, puedes hacer una ligera marca por donde quieres que se doble la galette hacia el centro, pues tiene que quedar la yema de huevo visible. Repite lo mismo con todos los laterales del cuadrado, teniendo en cuenta que requiere de paciencia, de hacerlo poco a poco y sostener un poco el lateral con la espátula antes de que se afiance la forma.

Una vez que ya hayas hecho los cuatro lados, ya tienes tu galette lista. Si ves que no ha cuajado tanto como te gustaría el huevo, puedes ponerle una tapa durante el proceso.

Servir bien calentito.

Otras recetas que te pueden interesar son:

ANUNCIO
5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar