Escrito por Tendenzias

Croissants de Pierre Hermé

Hoy en Sabor Gourmet queremos hacer con vosotros paso a paso, una receta de croissants que hará que todos tus sentidos se revolucionen.

Amante como soy del dulce, estuve buscando una receta sencilla y rica, para asegurarme de que yo misma podría hacerla. Pues bien, la encontré en otro amante de la cocina como es el blog de Pepinho y, tras disfrutar de una tarde de masa entre los dedos, hoy os muestro el resultado.

Ingredientes:

Para la masa:

  • 510 gr. de harina de pan

  • 35 gr. de mantequilla ligeramente reblandecida, nunca líquida

  • 11 gr. de flor de sal, (puede sustituirse por sal fina)

  • 72 gr. de azúcar

  • 15 gr. de leche en polvo

  • 12 gr. de levadura fresca de pan

  • 205 gr. de agua

  • 15 gr. de azúcar vainillado, vainilla en polvo o una vaina de vainilla (a elegir)

  • Para hojaldrar: 88+88 gr. [44+44 gr.] de mantequilla

Para pintar (antes de hornear)

  • 1 huevo entero + 1 yema

  • 1 cucharilla de azúcar, 5 gr.

  • Una pizca de sal.

Jarabe (después de hornear)

  • 80 gr. de azúcar

  • 30 gr. de agua

En mi caso, pensaba hacer la mitad pero como no tenía leche en polvo utilicé un chorrito de leche entera y finalmente tuve que añadir más cantidad de harina para conseguir la masa perfecta.

Preparación:

Lo primero que tendremos que hacer es diluir la levadura en agua tibia (ambiente), puedes ayudarte de las manos. A continuación, mezclas todos los ingredientes de la masa salvo las mantequillas y una vez que estén bien incorporados, añades la primera mantequilla hasta que esté todo homogéneo.

Haces una bola con la masa, la introduces en un bol y lo tapas perfectamente con film; lo metes en la nevera durante dos horas para que suba.

Ahora comienza el verdadero trabajo: extiende la masa en un rectángulo con un centímetro de grosor. Extiende la primera mitad de mantequilla para hojaldrar sobre 2/3 de la masa, debemos de tener cuidado para que no se salga por los bordes; ahora lo doblamos como si fuera un libro (fijaros en el vídeo para esto). La parte que no tiene mantequilla ha de quedar en medio.

Cuando está hecho el librito lo giramos hacia la derecha, quedando hacia esta dirección la apertura del “libro” y esperamos unos segundos. De nuevo volvemos a extender la masa en forma de rectángulo pero sin echar mantequilla, y volvemos a hacer el librito.

Lo llevas durante 10 minutos al congelador más dos horas en la nevera de reposo. (Yo este paso me lo he saltado por falta de tiempo y he continuado con el siguiente, me ha quedado hojaldrado, pero para la próxima voy a hacer la receta literalmente). A continuación volvemos a hacer dos vueltas simples y añadimos la mantequilla de hojaldrar restante, dejándolo reposar durante una hora antes de formar los croissants. (Por lo mismo, por falta de tiempo ,yo los he hecho sin esperar).

Parar formar los croissants, teniendo la masa con forma de rectángulo, sólo tenemos que cortarlos en rectángulos de 10cm (base) x 25cm (altura) dándole un ligero corte de un centímetro en el centro de la base. En mi caso he hecho triángulos, ya que me parecía más sencillo y la única diferencia sería visual.

Los colocamos en un papel de horno y los dejamos crecer durante dos horas. Precalentamos el horno a 180º y pintamos los croissants con la mezcla de huevo, azúcar y sal.

Cuando estén dorados es el momento de sacarlos y los pintamos con el jarabe de agua y azúcar.

Estos croissants han de comerse a corto plazo, ya que a medida qeu pase el tiempo se van endureciendo. Por eso, si prefieres guardarlos para otro momento, lo mejor que puedes hacer es congelarlos después de haberles dado la forma (sin pintar) y cuando quieras consumirlos, los sacas dos horas antes.

¡A disfrutar!

Más recetas:

SaborGourmet.com

Newsletter