SaborGourmet.com

Éxito del Superalimento que comían Nuestros Abuelos: Vuelve el Chocolate de los pobres

El chocolate es uno de los alimentos más consumidos y apreciados en todo el mundo. Su sabor dulce y su textura cremosa lo convierten en un placer irresistible para muchos paladares. Sin embargo, también es un alimento que tiene sus inconvenientes, ya que suele contener mucha grasa, azúcar y calorías, lo que puede afectar a nuestra salud si lo tomamos en exceso.

Por este motivo, muchas personas buscan alternativas más saludables y naturales para disfrutar del chocolate sin remordimientos. Y una de esas alternativas es el superalimento que comían nuestros abuelos y que vuelve a estar de moda: el chocolate sano.

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las recetas en el momento! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp

Un alimento que es beneficioso y que continuamos consumiendo ahora

El chocolate sano no es otra cosa que la algarroba, una legumbre que proviene del algarrobo, un árbol típico de la zona mediterránea. La algarroba tiene una forma alargada y una coloración marrón oscuro, y en su interior contiene unas semillas que se pueden moler para obtener una harina muy parecida al cacao.

De hecho, la algarroba se conoce como el chocolate de los pobres, ya que antiguamente se usaba como sustituto del cacao cuando este era caro. Pero no solo eso, sino que la algarroba también era un alimento muy apreciado por nuestros abuelos, ya que les ayudaba a combatir el hambre y la desnutrición en tiempos difíciles.

La algarroba es un alimento muy nutritivo y energético, ya que contiene mucha fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, tiene un sabor dulce y suave, lo que la hace muy agradable al paladar. Por eso, la algarroba se ha convertido en un superalimento que vuelve a estar de moda, ya que ofrece muchos beneficios para la salud sin los inconvenientes del chocolate convencional. De hecho, algunos chefs de renombre como Elena Arzak o Jordi Roca han incorporado la algarroba en sus recetas, dándole un toque original y sofisticado a sus platos.

Por qué debemos incluir este superalimento

Si todavía no te has convencido de las bondades de la algarroba, aquí te damos algunas razones para consumir este superalimento:

  • Baja en grasa: A diferencia del cacao, la algarroba tiene muy poca grasa, lo que la hace más ligera y digestiva. Además, la grasa que contiene es de tipo insaturado, lo que ayuda a reducir el colesterol malo y a prevenir las enfermedades cardiovasculares.
  • Rica en fibra: La algarroba tiene un alto contenido en fibra soluble e insoluble, lo que favorece el tránsito intestinal y previene el estreñimiento. Además, la fibra ayuda a regular el azúcar en sangre y a saciar el apetito, lo que evita los picos de glucosa y los antojos.
  • Apta para diabéticos: A pesar de su sabor dulce, la algarroba tiene un índice glucémico muy bajo, lo que significa que no eleva mucho el nivel de glucosa en sangre. Por eso, es apta para personas diabéticas o con problemas de azúcar.
  • Rica en antioxidantes: La algarroba contiene polifenoles, unos compuestos antioxidantes que protegen las células del daño causado por los radicales libres. Estos son responsables del envejecimiento prematuro y de algunas enfermedades degenerativas. Los antioxidantes también ayudan a mejorar la circulación sanguínea y a prevenir la inflamación.
  • Es rica en calcio: La algarroba es una buena fuente de calcio, un mineral esencial para la salud de los huesos y los dientes. El calcio también interviene en la contracción muscular y en la transmisión nerviosa. Una ración de algarroba puede aportar hasta el 35% de la cantidad diaria recomendada de calcio.
  • Rica en hierro: La algarroba también contiene hierro, un mineral que participa en la formación de la hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno por la sangre. El hierro también contribuye al funcionamiento del sistema inmunológico y a la prevención de la anemia.
  • Es rica en vitaminas: La algarroba aporta vitaminas del grupo B, como la B1, la B2 y la B3, que intervienen en el metabolismo energético y en el funcionamiento del sistema nervioso. También contiene vitamina A, que mejora la visión y la salud de la piel, y vitamina D, que ayuda a absorber el calcio y a fortalecer los huesos.

Como puedes ver, la algarroba tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud y que puede sustituir al chocolate sin perder sabor ni calidad. Además, es muy versátil y se puede usar para elaborar pasteles, helados, batidos, galletas o incluso cosméticos y medicamentos. Si quieres probar este chocolate sano, puedes encontrarlo en forma de harina, polvo o barra en tu supermercado habitual.

3.54 / 5
3.54 - 1015 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar