Las mejores recetas para hacer en la freidora de aire

La freidora de aire ha llegado para quedarse, una opción estupenda para conseguir un resultado crujiente pero sin las grasas habituales de las freidoras y frituras tradicionales. Así que os vamos a contar qué recetas podéis preparar en casa y conseguir resultados ricos no, riquísimos. Hace un tiempo os compartimos una selección de las mejores […]

La freidora de aire ha llegado para quedarse, una opción estupenda para conseguir un resultado crujiente pero sin las grasas habituales de las freidoras y frituras tradicionales. Así que os vamos a contar qué recetas podéis preparar en casa y conseguir resultados ricos no, riquísimos.

Recetas freidora aire

Hace un tiempo os compartimos una selección de las mejores freidoras de aire y ya estábamos tardando en preparar un artículo con las recetas que podéis preparar en ellas, así que no os hago esperar más.

Cómo hacer patatas en freidora de aire

Con la freidora de aire puedes conseguir unas patatas tiernas por dentro y crujientes por fuera, no son iguales que las patatas fritas de forma tradicional, pero pueden ser un sustituto asequible para aquellos que hayan decidido comer menos calorías o los que se niegan a freír.

Si quieres conseguir unas patatas ricas, con mucho sabor y diferentes a las tradicionales con sal, prueba a añadir especias a las patatas: unas ramitas de romero le sientan de lujo; una mezcla de ajo en polvo con pimentón de la vera dulce y un poquito de orégano; prueba con el tomillo y un poco de ajo en polvo; también el curry o el comino pueden ser una opción para los aficionados a estas especias, o cualquier otra mezcla que te guste.

Es más que probable que con vuestra freidora de aire venga un manual explicando cómo hacer unas patatas, así que seguidlo si lo tenéis. Indicaciones generales:

ANUNCIO
  • Una recomendación es poner en remojo las patatas previamente, en agua fría, para reducir el almidón para que no se peguen, con 30 minutos es suficiente.
  • Después las secas con un paño o papel de cocina y ya las pones el tiempo indicado en la freidora.
  • Un tiempo general son 10 minutos a 120º C, echas un poquito de aceite y sal (o las especias que elijas) por encima, las remueves, y subes los grados a 180º y las dejas unos 5 minutos más.
  • Según veas que se van dorando, vas sacando.

Cómo hacer croquetas en freidora de aire

Para hacer las croquetas en una freidora de aire tenéis que tener cuidado con la pala removedora para que no las rompa. Como os indicábamos antes, los tiempos pueden variar y hay que seguir los tiempos indicados en el manual, pero datos generales:

  • Calienta la freidora a 170º durante unos 10 minutos.
  • Coloca las croquetas en la freidora y las rocías con un poco de aceite de oliva en spray para que aumente el dorado.
  • Las pones 10 minutos a 170º y las giras mejor manualmente cuando lleven 5 minutos, lo que te permitirá asegurarte de que sigan enteras pasado el tiempo.

Carnes y pescados empanados en freidora de aire

Las carnes y pescados empanados también quedan estupendos en la freidora de aire, consiguiendo una textura crujiente y un interior jugoso. Si quieres potenciar el crujiente te recomendamos que varíes un poquito tus empanados y te plantees utilizar con el pan rallado un poquito de copos de maíz (los típicos de los cereales) machados, quicos troceados o si quieres hacer una versión ya crujiente y con un sabor más tostado, opta por utilizar frutos secos picados o semillas de sésamo. Con todas estas opciones, vas a descubrir un mundo empanados impresionantes y sabrosos.

Vayámonos ahora con las especias para darle una alegría a tus carnes y pescados, pues puedes utilizar las especias directamente sobre el ingrediente a empanar o puedes incluirlo en los ingredientes del empanado, mezclándolo con la harina o el pan rallado. Algunas especias interesantes pueden ser la mejorana, cúrcuma, orégano y el perejil, entre tantas otras, con las que conseguir sabrosura en casa en pocos pasos y sin ningún esfuerzo.

ANUNCIO

Indicaciones generales que luego tienes que adaptar a tu freidora de aire y al ingrediente que te toque, en esta ocasión, tomamos como ejemplo unos filetes de pollo empanados:

  • Prepara los filetes empanados con las recomendaciones que te hemos dado anteriormente.
  • Para potenciar el empanado puedes echar un poco de aceite de oliva en forma de spray sobre las dos caras del filete, o si no tienes, con una brocha de silicona previamente humedecida en aceite, vas aplicándolo por ambas caras.
  • Coloca los filetes empanados en el cesto, no apiles unos encima de otros.
  • Ponlo 10 minutos a 180º, le das la vuelta y lo dejas 5 minutos más a la misma temperatura.

Mix de vegetales en freidora de aire

Sí, querídisimos, sí. No todo iba a ser carnes, pescados y patatas, también podéis hacer unos estupendos chips de vegetales en vuestra freidora de aire y así ir combinando todo tipo de ingredientes en vuestros hábitos alimenticios sin esfuerzo.

Puedes hacerte este mix de vegetales como una opción para un entrante de picoteo sano, como un acompañamiento de otro plato o como una cena ligerita. Esto va en cuestión de vuestros gustos y vuestros menús. A su vez, puedes añadir todo tipo de ingredientes a este preparación: patatas, pimiento rojo, pimiento verde, cebolla, champiñones, calabacín… Las verduras que más te gusten o, directamente, las que tengas en la nevera.

Como todo lo que vas a hacer en esta freidora, le añades un poquito de aceite de oliva. Si quieres, una opción fácil al ser ingredientes más pequeños e incómodos de manipular uno por uno, es que cuando los tengas todos troceados (opta por cortarlos en rodajas y los pimientos en tiras de tamaño mediano) los pongas todos en un bol, añadas un poco de sal y de aceite de oliva, lo mezcles bien y ya entonces lo pones en el cestillo de la freidora.

Tienes que poner la freidora a 160º durante 30 minutos, comprueba cómo están de tiernas y, si las quieres más doradas, sube la temperatura a 180º y lo pones 5 minutos.

Otras recetas estupendas que puedes hacer en casa con la freidora de aire son:

  • panecillos o bagels
  • pizzas
  • todo lo que lleve queso encima
  • tostadas y sándwiches calientes, habiendo añadido un poco de mantequilla previamente a las rebanadas de pan
  • tofu
  • sardinas (lo mejor es que no dejan tanto olor en la cocina)
  • alitas de pollo
  • empanadillas

También te puede interesar