Escrito por

Risotto de setas

Preparar un risotto de setas en casa, sin que temáis por el resultado, es posible con esta receta y su sencillo paso a paso. Un plato de risotto espectacular con el que vais a poder disfrutar del parmesano en el arroz como la textura crujiente de parmesano que da mucho sabor.

Risotto de setas

La preparación del risotto de setas es verdaderamente sencilla, más de lo que podrías haberte imaginado. Es posible que alguna vez hayas probado algún risotto elaborado con nata pero, nada más lejos de la realidad, el verdadero risotto se prepara con queso parmesano.

Como veréis en los ingredientes, hemos diferenciado el tipo de queso parmesano. Siempre, personalmente, la que me parece mejor opción es comprar una cuña de queso parmesano en lugar de comprarlo ya rallado o en polvo. Rallarlo en casa según la cantidad que necesitéis es lo mejor, notaréis mejor sabor y textura.

Si a este risotto de setas le podéis añadir un poco de trufa, os vais a encontrar con un plato aromático y con un toque de sabor muy sabroso. Si no, siempre podéis seguir preparando esta receta paso a paso. La mantequilla y el queso, que se les añade al final, veréis cómo termina de darle ese aspecto y textura jugosa.

Risotto de setas – Ingredientes

Para dos personas:

  • 160 gr. de arroz carnaroli
  • 1/2 litro de caldo de verduras
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • Champiñones portobello y setas
  • 20 gr. mantequilla
  • 100 gr queso parmigiano reggiano (parmesano)
  • 1/4 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen

Cómo preparar risotto de setas

Lo primero que hemos hecho es preparar el caldo de verduras, por lo que hemos puesto medio litro de agua a cocer y hemos añadido la mitad de una pastilla de caldo de verduras. En unos 7 minutos lo tendréis listo, aproximadamente. Reserva.

Limpia la cebolla y córtala en trozos muy pequeños para que sea más vistoso el arroz y las setas. Pon una sartén al fuego con un poquito de aceite y un poquito de esa mantequilla que hemos reservado; cuando esté derretido, será el momento de añadir la cebolla y dejar que se haga poco a poco, hasta que esté transparente.

En una sartén a parte echa un poco de aceite. Añade el ajo pelado y cortado en trozos grandes (así es más fácil de retirar), que no se queme. Cuando esté listo, saltea los champiñones y las setas ya limpios. Cuando esté listo apaga y reserva.

Cuando la cebolla esté transparente se añade el arroz y se saltea o dora durante unos minutos. Cuando esté, añade los champiñones y las setas, lo salteas todo junto y añades el vino. Cuando se evapore comienzas a echar el caldo de verduras, que no hay que echarlo de golpe, si no cuando veas que está a punto de consumirse incorporas un poco más.

Remueve a menudo en forma de círculos. El tiempo de cocción lo vais a encontrar en las recomendaciones de la marca, en mi caso son unos 15 – 20 minutos.

Durante ese tiempo podéis preparar un crujiente de parmesano al horno o en una sartén. Sólo hay que añadir un montoncito de parmesano, darle la forma que queréis y prestad atención para ver que se va derritiendo pero sin llegar a quemarse. Le das la vuelta con cuidado y lo dejas un minuto más. Saca y reserva.

Cuando esté blando verás que también el líquido se ha consumido del todo o casi. Retira del fuego. Añade la mantequilla y el queso parmesano rallado, remueve para que quede completamente fundido y verás cómo cambia la textura, estarás ante un risotto.

Sirve en seguida y a disfrutar.

Otras recetas de arroz que pueden interesarte son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos