Escrito por

Paquete de berenjena y jamón con queso

Paquete de berenjena y jamón con queso fundido que tiene como resultado una receta riquísima, muy vistosa. Una combinación de verduras con jamón serrano y queso mozzarella fundido que queda fenomenal. Os mostramos cómo prepararlo paso a paso.

Paquete de berenjena y jamón con queso

Una manera deliciosa y diferente de disfrutar de una impresionante combinación de verduras con jamón y queso. Es uno de esos entrantes que no pasan desapercibidos, que son potentes y vistosos.

Este es un plato sencillo pero no excesivamente rápido, ya que vamos a tener que dedicarle un poquito de tiempo a los pasos intermedios, aunque en 30 minutos aproximadamente lo podéis tener listo y preparado para comer.

Paquete de berenjena y jamón con queso – Ingredientes

  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • Queso mozzarella en lonchas (no fresco)
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Queso parmesano
  • Jamón serrano
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Cómo hacer paquete de berenjena y jamón con queso

Lava las verduras. Corta las berenjenas en láminas finas, échales un poco de sal y las dejas unos minutos sobre un escurridor para que pierdan la acidez.

Mientras tanto, en un plato bate un huevo con un poco de sal. En otro plato pon pan rallado con queso parmesano, remueve para que se mezcle bien.

Lava las láminas de berenjenas para retirar la sal, la secas con un poco de papel de cocina y lo rebozas. Primero lo pasas por huevo y después por pan rallado con parmesano.

Pon una sartén al fuego con aceite de oliva y cuando esté caliente añades las berenjenas rebozadas. En el momento en que se dore el queso, las giras, las retiras y las colocas sobre papel de cocina para que absorba la grasa.

Limpia la sartén y echas una gotita de aceite. Cuando esté caliente añades las láminas de calabacín y dejas que se hagan poco a poco.

Pon el horno a precalentar a 200 grados.

En una superficie limpia extiende una lámina de jamón serrano, sobre ella una lámina de berenjena rebozada, una lámina de calabacín y queso mozzarella en rodajas (tipo sándwich, no queda igual la mozzarella fresca).

Envuelve todo el contenido como si fuera un paquete. En mi caso, lo he vuelto a envolver en otra capa de jamón pues era demasiado fino.

Coloca cada paquete en una fuente de horno y lo introduces durante 7 minutos, hasta que esté derretido el queso.

Una vez que esté listo el queso, será el momento de retirarlo y servir rápidamente para disfrutar de todo el queso fundido.

Otras recetas con berenjena que pueden interesarte son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos