Escrito por

Tarta de brownie y caramelo – Poke cake

Tarta de brownie y caramelo al estilo poke cake, es decir, humedecido con una salsa de caramelo tremenda. Le hemos puesto una capa de nata montada con un toque de cacao para terminar de morir de placer con esta pecaminosa tarta. Os mostramos cómo hacerla fácilmente en casa.

Tarta de brownie y caramelo

Desde que preparé la galette de manzana con salsa de caramelo no he podido dejar de imaginarme un brownie de chocolate intenso con el caramelo y ¡Al fin lo he hecho!

Lo primero que tengo que deciros es que esta tarta de brownie y caramelo no es una receta complicada, ni la elaboración de ninguno de los pasos ni el resultado final. Siempre es importante conocer vuestro horno para saber cuáles son los mejores tiempos para conseguir un brownie (como cualquier otro postre) hecho pero sin pasarse de tiempo para que no quede seco. Y ¿Cómo se consigue esto? Cocinando y poniendo atención al plato que estéis preparando, sobre todo las primeras veces hasta que estableces un vínculo de confianza con tu horno.

En cuanto al chocolate me parece importante deciros que tiene que ser uno con bastante nivel de cacao, en nuestro caso es chocolate de 82% y la nata que tiene por encima no lleva azúcar, de esta forma compensamos el caramelo y el resto de azúcar que ya lleva el brownie.

Para nuestro gusto, siguiendo estas indicaciones ha quedado una tarta jugosa y con el punto justo de dulzura.

Tarta de brownie y caramelo: Ingredientes

Brownie

  • 150 gr. de chocolate negro para postres
  • 200 gr. de mantequilla
  • 200 gr. de azúcar
  • 80 gr. de harina
  • 4 huevos

salsa caramelo

  • 260 gr azúcar
  • 120 de mantequilla
  • 200 ml de nata líquida

500 ml de nata líquida para montar

2 – 3 cucharadas de cacao desgrasado sin azúcar

Tarta de brownie y caramelo: Preparación

Lo primero que he preparado es la salsa de caramelo, pero podéis hacerla mientras se cuece el brownie.

  1. Para hacer la salsa de caramelo hay que poner una cacerola ancha al fuego, nivel medio bajo, con el azúcar. No hay que remover, se mueve la cacerola de vez en cuando pero así se va deshaciendo el caramelo y se forma una película en la base.
  2. En el momento en el que el caramelo esté completamente líquido, pero que no llegue a quemarse, será el momento de apagar el fuego.
  3. En seguida incorpora la mantequilla en dados y la nata líquida, remueve constantemente para que quede bien incorporado. Reserva.

Pon el chocolate en un bol con la mantequilla. Lo pones un minuto o menos al microondas, mejor repetir este paso varias veces y de poco tiempo para evitar que pueda quemarse. Cuando veas que la mantequilla está derretida, retíralo y remueve con la cuchara, verás qué es probable que el chocolate termine de fundirse sólo con el calor. En cuanto lo tengas, reserva.

En un recipiente pon los huevos y el azúcar. Con unas varillas eléctricas bate durante unos minutos para que se mezcle y se monte. Veréis que tenéis una crema que ha aumentado de tamaño.

Comprueba que el chocolate esté frío o templado tirando a frío. Lo añades a esta crema y remueve constantemente para que esté bien incorporado.

Cuando lo tengas listo, añades un poquito de sal (potencia el sabor del chocolate y queda genial). Remueve bien.
Incorpora la harina y mezcla con ayuda de una espátula, con movimientos envolventes.

loadInifniteAdd(44636);

Forra un recipiente apto para el horno con papel vegetal y vuelca la masa de brownie.

Mételo en el horno precalentado a 180 grados durante 30 minutos aproximadamente. Siempre es recomendable comenzar a echarle un ojo unos 10 minutos antes para comprobar que todo va bien, si crees que está hecho solo tienes que pincharlo con un cuchillo y ver si sale seco.

En cuanto esté listo lo sacas y haces unos agujeros (conocido como poke cake), puedes o no llegar hasta la base, a tu gusto.

Viertes en seguida la salsa de caramelo por encima, pero reserva un poquito para la presentación. Lo dejas enfriar completamente y asegúrate de que tienes la nata en el frigorífico o congelador.

Cuando esté completamente frío será el momento de montar la nata. Aquí tenéis algunas recomendaciones para montar nata que siempre vienen bien para que no se corte.

Añade unas cucharadas de cacao desgrasado sin azúcar, monta la nata hasta que esté densa y lo echas encima del brownie. Con ayuda de una cucharada, haz unas líneas con la salsa de caramelo por encima y a comer.

loadInifniteAdd(44637);

Otras recetas que pueden interesarte son: