Escrito por

Cordero lechal al horno

La receta de cordero lechal que os traigo es muy sencilla de preparar, mantiene toda la jugosidad de la carne y tiene un sabor delicioso.

cordero horno

A pesar de que esta receta no exige mucho trabajo ni una constante atención, sí que requiere un poco más de tiempo del habitual en el horno por lo que hay que prepararla con una hora, como mínimo, antes de comer.

Uno de los objetivos que vamos a buscar es que el cordero quede tostado por fuera pero jugoso por dentro y, por supuesto, os contamos cómo conseguirlo.

cordero lechal

Ingredientes:

  • Cordero lechal
  • Vino blanco
  • Aceite de Oliva
  • Sal o sal gorda de romero

Preparación:

Dependiendo del número de comensales que vayáis a ser, calcula el tipo de fuente que necesitas. En mi caso, he escogido una fuente de Pyrex de 35×28 cm y hemos puesto una pieza de cordero por persona, ya que antes habíamos puesto entrantes y el plato principal venía acompañado de unas patatas encebolladas y/o ensalada.

cordero

Echas un chorrito de aceite en la fuente y coloca las piezas de cordero bien saladas. Cuando el horno está precalentado a 220º lo introduces y estará listo en, más o menos, una hora.

Hay varios aspectos que tenemos que tener en cuenta. Es posible que el cordero vaya soltando su jugo, cuando veáis que esto ocurre es importante que retiréis éste y lo pongáis en una taza para reservarlo. Con esto, lo que estamos buscando es que el  cordero no se cueza sino que se dore y se vaya asando.

cordero al horno

Cuadno todas las piezas estén bien doradas por un lado, será el momento de darle la vuelta y volvemos a introducir en el horno. Cuando veamos que ya no va soltando líquido, será el momento de ir regándolo por encima de vez en cuando.

Al final, cuando veáis que le queda poco para terminar de dorarse por ambas partes, será el momento de añadirle el vino blanco a la salsa. Pasada la hora-hora y media, en cuanto veamos que el cordero está hecho lo sacamos y se sirve. ¡A disfrutar!

cordero lechal al horno

Sugerencias:

Es una receta muy sencilla de preparar y la carne queda absolutamente deliciosa. Como os hemos dicho en un principio, podéis acompañarla de una ensalada tradicional, sin demasiados ingredientes, o unas patatas encebolladas que casan perfectamente con el sabor y la textura que ofrece el cordero.

Más recetas:

SaborGourmet.com

Newsletter