Escrito por

Ensalada de berenjena con pasas y nueces

Ensalada de berenjena con pasas y nueces, recubierta con hojas de canónigo fresco y queso feta que da como un plato absolutamente delicioso y muy atractivo visualmente. Os mostramos cómo hacerlo en casa paso a paso.

Pocos platos son tan fáciles de hacer y tan sanos como ésta ensalada de berenjena, donde diferentes tipos de verduras se combinan para conseguir un plato único y lleno de sabores. Esta ensalada se puede presentar templada o fría, independientemente de su temperatura, está buenisima por el juego de contrastes de los ingredientes.

Nosotros hemos utilizado queso feta (queso de estilo griego) para la ensalada porque combina de forma espectacular con las berenjenas pero podéis utilizar requesón, queso fresco o mozzarella. Estos tres últimos quesos son de un sabor mucho más suave que el feta, no genera tanto contraste pero armoniza la ensalada.

De igual forma, podéis cambiar el resto de ingredientes para conseguir los sabores que más os gusten. En cuanto a los tomates cherrys de colores, ha sido por una cuestión más estética que de sabores, pues son muy parecidos.

Independientemente de la experiencia en cocina, esta ensalada de berenjena se puede preparar por todo el mundo y en poco tiempo. No tiene ningún misterio, así que espero que podáis disfrutarla en casa.

Ensalada de berenjena: Ingredientes

  • 1 berenjena
  • Tomate cherry
  • Queso feta
  • Canónigos
  • Rúcula
  • Nueces
  • Pasas o arándanos deshidratados
  • Aceite de oliva
  • Sal

Ensalada de berenjena: Preparación

Lava la berenjena y córtala en rodajas no muy gruesas. Las colocas en un escurridor y echas sal por encima, dejándolas sudar durante unos 15 minutos para que pierdan el amargor.

Una vez pasado ese tiempo, vuelves a lavarlas bajo el grifo y las secas con un poco de papel de cocina.

Pon un chorro de aceite en una sartén o en la plancha y fríe las berenjenas con un poquito de sal. Si ves que te has pasado con el aceite y están demasiado grasas, las colocas sobre otro papel de cocina para que absorba el sobrante.

Distribúyelas sobre el fondo de un plato e incorpora el resto de ingredientes: hojas de rúcula, hojas de canónigos, tomates cherry de diferentes colores cortados al a mitad, queso feta desmenuzado, unas nueces que le dará un toque crujiente estupendo y las pasas o arándanos que le darán un punto de dulzor. Sólo queda aliñar con un poco de aceite de oliva y servir.

…¡Bon appetit!…

Seguro que también os interesa:

SaborGourmet.com

Newsletter