SaborGourmet.com

Es de Castilla y es considerado el paraiso para los amantes del jamón: mejor jamón del mundo

El jamón ibérico es uno de los productos más emblemáticos y apreciados de la gastronomía española. Su sabor, su textura y su aroma lo convierten en un manjar único, que se disfruta tanto solo como acompañado de otros alimentos. Pero no todos los jamones ibéricos son iguales. Hay una localidad que se ha ganado el reconocimiento de ser el paraíso para los amantes del jamón: Guijuelo.

Es de Castilla y es considerado el paraiso para los amantes del jamón

Guijuelo es un municipio de la provincia de Salamanca, en Castilla y León, que cuenta con una larga tradición en la elaboración de jamón ibérico y otros productos derivados del cerdo. Su fama se debe a que posee unas condiciones climáticas y geográficas idóneas para la curación natural del jamón, así como a la calidad de la materia prima y al saber hacer de sus maestros jamoneros.

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las recetas en el momento! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp

¿Qué diferencia al jamón ibérico de Guijuelo de otros?

El jamón ibérico de Guijuelo se distingue por varios factores que le confieren unas características únicas. Entre ellos, podemos destacar:

  • La raza del cerdo: Guijuelo solo utiliza cerdos de raza ibérica pura o al 75%, que se crían en libertad en las dehesas de Salamanca, Extremadura y Andalucía. Estos cerdos se alimentan de bellotas y hierbas durante la montanera, lo que les aporta un alto contenido en ácido oleico, que beneficia la salud cardiovascular y le da al jamón un sabor dulce y delicado.
  • El clima: Guijuelo se encuentra a una altitud de unos 1.000 metros sobre el nivel del mar, lo que hace que tenga unos inviernos fríos y secos y unos veranos suaves y cortos. Estas condiciones favorecen la curación lenta y homogénea del jamón, sin necesidad de añadir mucha sal ni conservantes artificiales. El resultado es un jamón con una textura suave y untuosa, que se funde en la boca.
  • La elaboración: Guijuelo cuenta con más de 150 empresas dedicadas a la producción de jamón ibérico y otros embutidos, que siguen los métodos tradicionales heredados de generación en generación. El proceso de elaboración del jamón ibérico de Guijuelo consta de cuatro fases: el salado, el lavado, el secado y la maduración. Cada una de ellas requiere un tiempo y unas condiciones específicas, que se controlan de forma rigurosa para garantizar la calidad y la seguridad del producto.

¿Cómo se reconoce el jamón ibérico de Guijuelo?

Foto: Luna Marina

El jamón ibérico de Guijuelo tiene una forma alargada y estilizada, con una pezuña negra y una caña fina. Su color va del rosa al rojo intenso, con vetas de grasa blanca o amarillenta. Su aroma es intenso y agradable, con notas de frutos secos y hierbas. Su sabor es dulce, suave y equilibrado, con un regusto persistente.

Para asegurarse de que se trata de un jamón ibérico de Guijuelo, hay que fijarse en el etiquetado, que debe llevar el logotipo de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Guijuelo, que certifica el origen y la calidad del producto. Además, el etiquetado debe indicar el tipo de jamón según la alimentación del cerdo: de bellota (el más selecto), de cebo de campo o de cebo.

¿Qué se puede hacer en Guijuelo además de comer jamón?

Guijuelo no solo es un destino gastronómico, sino también cultural y turístico. La localidad ofrece diversas opciones para conocer su historia, su patrimonio y su industria chacinera. Algunas de las actividades que se pueden realizar son:

  • Visitar el Museo de la Industria Chacinera, donde se puede aprender sobre la evolución de la producción de jamón y otros productos derivados del cerdo ibérico, desde los orígenes hasta la actualidad. El museo cuenta con una exposición permanente, una sala de audiovisuales y una zona de degustación.
  • Recorrer la Ruta del Jamón, que consiste en un recorrido por las principales empresas jamoneras y de embutidos de Guijuelo, donde se puede ver el proceso de elaboración y curación del jamón, así como degustar sus productos. Algunas de las empresas que ofrecen visitas guiadas son: Beher, Julián Martín, Joselito, Castro y González, entre otras.
  • Disfrutar de la gastronomía local, que se basa en el cerdo ibérico y sus derivados, pero también en otros productos típicos de la zona, como las legumbres, las setas, el queso o el vino. En Guijuelo se pueden encontrar desde restaurantes de alta cocina, como El Pernil Ibérico, hasta bares de tapas, como La Hoja del Carrasco. También se pueden comprar productos locales en las tiendas y mercados de la localidad.
  • Conocer el patrimonio histórico y artístico de Guijuelo, que incluye la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVIII, el ayuntamiento, del siglo XIX, o la plaza de toros, del siglo XX. También se pueden visitar los alrededores de Guijuelo, donde se encuentran lugares de interés como la villa medieval de Candelario, el parque natural de Las Batuecas-Sierra de Francia o la ciudad universitaria de Salamanca.

Guijuelo es el paraíso para los amantes del jamón porque reúne todos los elementos que hacen del jamón ibérico un producto excepcional: una materia prima de calidad, un clima favorable, una elaboración artesanal y una tradición centenaria. Guijuelo es el lugar donde se puede disfrutar del mejor jamón ibérico del mundo, con todas las garantías de origen y calidad. Guijuelo es el lugar donde el jamón ibérico se convierte en arte.

3.00 / 5
3.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar