Nutella saludable fácil y rápida (Sin azúcar)

Preparar nutella saludable en casa es absolutamente fácil, rápido y lo mejor es que está riquísima. Es una nutella en la que no hemos utilizado azúcar ni siropes, solamente está endulzada con dátiles y el propio dulzor de las avellanas. Os la recomiendo muchísimo y creo que os va a encantar. Nutella saludable fácil y […]
SaborGourmet.com

Preparar nutella saludable en casa es absolutamente fácil, rápido y lo mejor es que está riquísima. Es una nutella en la que no hemos utilizado azúcar ni siropes, solamente está endulzada con dátiles y el propio dulzor de las avellanas. Os la recomiendo muchísimo y creo que os va a encantar.

Nutella saludable fácil y rápida (Sin azúcar)

A lo largo del tiempo he estado probando muchas recetas de nutella saludable, tanto propias como de otros, pero a veces la textura no era tan cremosa o no quedaba tan dulce, hasta ahora. Hemos dado con unas cantidades que nos han resultado estupendas en casa, es la segunda vez que la preparamos y os tengo que decir que todos estamos encantados con el resultado.

Para esta receta de nutella saludable hemos utilizado los dátiles medjoul, me parece importante reseñarlo porque no saben exactamente igual que los otros ni tienen el mismo nivel de dulzor, de ahí que las cantidades varíen en los ingredientes que os dejo a continuación. Estos dátiles suelen ser más caros pero también necesitas utilizar menos para tus preparaciones dulces. Eso sí, que no contenga azúcar refinada no quiere decir que no tenga calorías, los dátiles son calóricos y tienen un aporte nutricional estupendo.

Si estáis muy acostumbrados al azúcar es probable que de primeras os sepa un poco fuerte o poco dulce, puedes añadir menos cacao o un poco más de leche. En nuestro caso, he dado a probar a personas más acostumbradas al azúcar y no ha habido problema, pero cada paladar es un mundo.

ANUNCIO

Como la Nutella de toda la vida, esta crema de cacao con una buena base de avellana (ya veréis la foto más adelante) la podéis utilizar para echarla sobre vuestras tostadas, rellenar hojaldres o para vuestros bizcochos. Vamos, que te podrías sentar a comer a cucharadas la nutella saludable pero va a ser que mejor que no.

Para la conservación de la misma yo la dejo en un tarro hermético en la nevera, no la dejo a temperatura ambiente. La primera vez la dejé fuera y, menos mal que me quedaba poquita, porque me apareció el moho y no tenía mucho tiempo. Así que ahora la dejo en la nevera para que se conserve mejor y ahorrarme un disgusto.

Nutella saludable fácil y rápida – Ingredientes

  • 135 gr. de mantequilla de avellanas (hazla en casa)
  • 2 cucharadas cacao en polvo 100% (desgrasado, sin azúcar)
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 100 – 130 ml de leche
  • 4 dátiles medjoul (8 dátiles normales)

Cómo hacer nutella saludable fácil y rápida

  • Cómo hacer mantequilla de avellanas

ANUNCIO

Para hacer una mantequilla de avellanas lo único que necesitas es tener una trituradora en casa. Generalmente suele ser uno de los accesorios que vienen con las batidoras, por lo que puedes utilizarla sin problema pero si tiene una potencia bajita tienes que usarla en tiempos cortos, dándole un descansito, puesto que el motor puede sobrecalentarse y estropearse.

Hemos utilizado unas avellanas tostadas, nada de fritas ni de saladas. Las pones en el vaso de la trituradora y tritura. Solo tienes que hacer eso. Primero verás que se convierten en una especie de polvillo y si continúas triturando se acabará convirtiendo en una mantequilla de avellanas, una crema con un olor estupendo.

¡Ya la tienes! Así de fácil y así puedes hacerlo con cualquier otro fruto seco.

  • Preparar la nutella saludable

Si utilizas los dátiles medjoul no necesitarás ponerlos en remojo, puesto que son muy carnosos y no están tan secos. Si ves que tus dátiles sí que están muy secos, retira el hueso y los pones en remojo en agua caliente durante unos 10 minutos.

En la misma trituradora donde tienes la mantequilla de avellanas añades los dátiles, las dos cucharas de cacao en polvo, comienza por 80 mililitros de leche y la cucharada de aceite de coco. Tritura hasta que veas que se forma una crema de cacao.

Abre y comprueba el sabor y la textura. En mi caso, fui incorporando leche poco a poco hasta dar con la textura que buscábamos en casa, llegamos hasta los 100 ml y un poquito más. Esto ya fue a ojo pero un ojo subjetivo, porque esto va en gustos.

ANUNCIO

Cuando la tengas, métela en un bote hermético y listo. A conservar en la nevera.

Otras recetas que pueden gustarte son:

5.00 / 5
5.00 - 2 Votos

También te puede interesar