Crema de cacao casera (con y sin azúcar)

La crema de cacao casera que hoy os proponemos os va a hacer olvidaros de comprar cualquier otra en el supermercado. Una receta sencilla, fácil de preparar y con la que vais a conocer cuáles son los ingredientes, dejando lejos toda la controversia que ha habido con las dos marcas. Os mostramos cómo hacerla paso […]
SaborGourmet.com

La crema de cacao casera que hoy os proponemos os va a hacer olvidaros de comprar cualquier otra en el supermercado. Una receta sencilla, fácil de preparar y con la que vais a conocer cuáles son los ingredientes, dejando lejos toda la controversia que ha habido con las dos marcas. Os mostramos cómo hacerla paso a paso.

Crema de cacao casera con leche

La verdad es que hay un montón de recetas circulando por la red de cómo preparar la crema de cacao casera y con la receta que hoy os comparto, acabaréis uniéndoos a eso de «¡Hasta luego Nutella!, ¡Hasta luego Nocilla!». Alucinante. Es más, es que no es nada complicada de preparar, podéis hacer una gran cantidad de crema de cacao (como es mi caso) o podéis reducir las cantidades para ir probando.

Si preparáis estas cantidades tal cual, os vais a encontrar con una crema de cacao casera en la que vais a poder notar el sabor a la avellana, aunque la veáis muy oscura no es todo sabor a cacao. Es más, si queréis ir potenciando otros sabores sólo tenéis que ir variando cantidades o podéis darle otros matices, añadiendo un poco de azúcar avanillado o una vaina de vainilla, utilizando un aceite vegetal diferente (pero siempre de sabor muy suave), un puntito de sal para potenciar, en vez de leche de vaca alguna leche vegetal, etcétera.

Con esta receta base de crema de cacao casera vais a poder experimentar y obtener una receta en la que vais a conocer cuáles son los ingredientes, en qué cantidades y jugar con ellos en función de vuestras necesidades nutricionales. Ni qué decir que hablamos de una receta que pueden consumir los niños y que podéis bajar la cantidad de azúcar, sólo tenéis que ir haciéndola poco a poco, probando, y añadiendo más dulce si lo necesitáis.

En este caso, va a ser fundamental utilizar ingredientes de calidad para obtener un resultado de 10.

ANUNCIO

Crema de cacao casera – Ingredientes

  • 260 gr. avellanas tostadas
  • 310 ml de leche
  • 78 de aceite de semillas de girasol (algún aceite suave)
  • 78 gr. de cacao en polvo puro (sin azúcar)
  • 130 azúcar moreno

Cómo hacer crema de cacao casera

¿Tienes en casa avellanas tostadas o sin tostar? En el caso de que estén sin tostar, lo primero es colocarlas en una fuente de horno y hornearlas durante 12 minutos a 180º. Tienes que ir moviéndolas para que se tuesten por todas las caras. Después, las dejas enfriar y retiras toda la cáscara o piel posible.

ANUNCIO

Con las avellanas ya tostadas, las introduces en una picadora junto con el aceite vegetal que hayas escogido. En nuestro caso, hemos optado por uno de semillas de girasol. Lo trituras todo.

Introduce en la mezcla el azúcar, leche el cacao en polvo. En mi caso, lo tuve que pasar a un recipiente más grande pues mi trituradora es pequeña. En este paso, ya puedes usar la batidora o unas varillas de cocina, lo que buscamos es conseguir una mezcla completamente homogénea.

Éste es el momento idóneo para probar la crema de cacao y comprobar que tiene el punto que estás buscando, tanto en dulzura como en espesor o si quieres darle algún otro matiz. Si no, ya tienes tu crema de cacao casera preparada y lista para servir, aunque suele tener un punto más intenso al día siguiente.

Puedes guardarla en la nevera, siempre en un recipiente hermético, y cuando quieras utilizarla -si puedes- sácala un poquito antes para que el cacao se atempere.

Crema de cacao casera sin azúcar

El anuncio siempre ha sido «leche, cacao, avellana y azúcar» pero, en esta ocasión, os vamos a mostrar cómo podéis hacer una deliciosa crema de cacao casera sin azúcar y sin renunciar a su estupendo sabor. En mi caso, estáis viendo una crema de cacao casera en la que no hemos triturado por completo las avellanas, si no que le hemos dejado un poquito más de crujiente (vicios personales) pero esto lo podéis cambiar en casa aumentando el tiempo de trituración.

ANUNCIO

Esta propuesta de crema de cacao casera sin azúcar que os compartimos es del libro «Las delicia de Ella» que pertenece a Ella Woodward, considerada como la gurú de la comida vegana y saludable. La verdad es que darse una vuelta por su Instagram es pasear por un museo fotográfico de platos de comida preciosos e inspiradores, pero bueno, vamos al lío. Me ha gustado también su propuesta porque propone utilizar sirope de arce en lugar de azúcar y no hay leche, sino agua.

Vais a ver que la receta es rapidísima, que apenas vais a tardar tiempo en tenerla lista y que, si sois capaces de no comérosla en pocos días, puede durar unas dos semanas en estupendo estado (es posible que más, pero nunca hemos llegado a descubrirlo). Siempre, siempre, siempre, tiene que estar en un recipiente hermético y no es necesario que esté en la nevera.

Crema de cacao casera sin azúcar – Ingredientes

  • 200 gr. de avellanas (mejor si ya están tostadas)
  • 60 ml de sirope de arce
  • 2 cucharadas de cacao en polvo (desgrasado, sin azúcar)
  • 75 ml de agua
  • 1 cucharada de esencia de vainilla (nos lo hemos saltado)

Cómo hacer crema de cacao casera sin azúcar

Si compráis las avellanas ya tostadas os ahorráis el paso de tener que tostarlas en el horno. Eso sí, sea como sea, es importante que intentéis retirar todas las pieles de las avellanas, sin volverse uno loco, pero estará mejor la textura. Tritura las avellanas hasta que tengas la textura deseada. Si lo quieres completamente triturado, continúa hasta que estén completamente molidas; si prefieres que tenga un poquito más de textura crujiente podéis dejarlo como en la foto.

A continuación, añades el cacao en polvo y el sirope de arce. Vuelve a mezclarlo todo hasta que esté completamente integrado. Para esto, podéis seguir utilizando el mismo procesador o picadora, o hacerlo a mano con una espátula.

ANUNCIO

Nosotros no hemos añadido vainilla pero, si te apetece, es el momento de incluirla con el agua. De nuevo, vuelve a mezclar hasta que esté todo completamente ligado y ya estaría lista.

Veréis que con el paso de las horas la crema de cacao va a coger mayor densidad, por lo que podéis consumirla ya mismo o esperar un poquito.

Otras recetas con cacao que os pueden resultar interesantes son:

4.50 / 5
4.50 - 4 Votos

También te puede interesar