Raviolis de calabacín rellenos de carne

Los raviolis de calabacín rellenos de carne son una absoluta maravilla. Fáciles de hacer y con un relleno tan sabroso que se va a convertir en una receta habitual en vuestras cocinas. La preparación es muy sencilla, tal y como os mostramos a continuación en este paso a paso.

Receta de Raviolis de calabacín rellenos de carne

La receta de raviolis de calabacín rellenos de carne es un plato que requiere de hacer diferentes pasos por separado pero, como veréis, no entraña dificultad alguna. Por así decirlo, vamos a preparar por un lado los raviolis de calabacín, una bechamel ligera y la carne, después formarán un todo.

¿Qué es lo genial de este plato? Pues que es una manera diferente de comeros unos raviolis, una forma divertida de incluir verduras a vuestra mesa y que estos raviolis de calabacín rellenos de carne quedan especialmente bien ante cualquier comensal. Son bien válidos para un día de celebración especial como para un día que os apetezca comer algo rico en casa.

Dicho lo cual, el relleno de este ravioli lo podéis cambiar en función de vuestros casos o la dieta que sigáis, como puede ser un relleno de soja texturizada o incorporar más verduras a la mezcla, con el fin de conseguir un plato diferente para cada ocasión y sin perder nada de sabrosura.

A la hora de hacer la compra para estos raviolis de calabacín rellenos de carne es importante que escojas un calabacín que sea alargado y lo más uniforme posible, de esta manera te resultará mucho más sencilla su elaboración.

Raviolis de calabacín rellenos de carne – Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de tomate triturado
  • 1 diente de ajo
  • 1,5 cucharadas de harina
  • Leche entera
  • 350 gr. de carne picada (mitad ternera mitad cerdo)
  • 1/4 de vaso de vino añejo o viejo para guisar
  • Pimienta recién molida
  • Un poquito de canela en polvo
  • Un poquito de comino en polvo
  • Cilantro fresco
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen
  • Queso parmesano

Cómo hacer Raviolis de calabacín rellenos de carne

Limpia el calabacín y lo cortas en «filetes» ligeramente gruesos. En la sartén echas un poco de aceite de oliva y los pasas por la sartén, no hay que dorarlos en exceso, lo suficiente para que estén tiernos y se puedan doblar a la hora de hacer los raviolis. Reserva.

El siguiente paso será la preparación de una bechamel ligera. No hay que hacer una gran cantidad, debe de quedar ligeramente densa para que al mezclarlo con la carne quede bien arropada para el relleno. Si necesitáis ver cómo prepararla paso a paso puedes verlo aquí «receta de bechamel«.

Prepara el relleno de carne:

Pon una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente añade la cebolla troceada  con un poco de sal y deja que se sofría.

A continuación, añade el calabacín troceado con un poco de sal y dejas que se haga poco a poco.

Añade la carne junto con las especias, lo dejas un par de minutos, después añades el vino. Cuando se evapore incorporas las dos cucharadas de tomate junto con la salsa bechamel. Deja que se cocine durante unos 3 minutos y pruebas el relleno para ver si está a tu gusto o tienes que rectificar de alguna especia.

Una vez lo tengas, es el momento de rellenar los raviolis.

Coloca los filetes de calabacín en forma de cruz. El «filete» que va por encima lo colocas casi en el borde, rellenas el lateral y lo cerráis. De esta forma, al cerrarlo, lo colocas en el centro del calabacín de abajo y lo cierras de nuevo como ves en la fotografía.

Los pones en un recipiente apto para el horno, puedes añadir un poquito de bechamel en la punta para cerrarlo y añades el queso rayado por encima.

Lo metes en el horno caliente a 180º para que se gratine y luego ya queda servir bien calentitos.

Otras recetas de calabacín que te pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar