Bizcocho de cuatro cuartos con manzana caramelizada

El bizcocho de cuatro cuartos es tan fácil de aprender y hacer como el bizcocho de yogur, pues de lo que se trata es que los tres ingredientes que lo componen (dejamos fuera la grasa) tienen la misma cantidad: azúcar, harina y huevos. Bizcocho de cuatro cuartos con manzana caramelizada La textura de este bizcocho […]
SaborGourmet.com

El bizcocho de cuatro cuartos es tan fácil de aprender y hacer como el bizcocho de yogur, pues de lo que se trata es que los tres ingredientes que lo componen (dejamos fuera la grasa) tienen la misma cantidad: azúcar, harina y huevos.

Bizcocho de cuatro cuartos con manzana caramelizada

La textura de este bizcocho de cuatro cuartos es esponjosa y jugosa, lo que lo convierte en la base perfecta para preparar otras tartas más complejas o añadirle rellenos, glaseados o decorarlas con frutas porque combina de maravilla.

En nuestro caso, hemos preparado un bizcocho de cuatro cuartos con manzana caramelizada. Incluso para esta variante de bizcocho podéis encontrar otras formas de prepararla (os lo contaremos más adelante), todas igualmente sencillas.

Como siempre que hablamos de repostería y de horno, si os estáis iniciando en estos lares, es importante que vayáis con paciencia. El primer paso será hacer las recetas tal y como se indican, sin variaciones, para asegurarnos en un primer momento el resultado. Lo segundo y fundamental es conocer el horno, esto sólo lo da la experiencia, para conocer si calienta de más o de menos, los tiempos necesarios, etcétera. Con estos dos, de momento, ya vamos bien.

Bizcocho de cuatro cuartos con manzana caramelizada – Ingredientes

  • 200 gr. de mantequilla
  • 200 gr de azúcar
  • 200 gr de harina
  • 4 huevos
  • 8 gr de levadura química (royal, polvos para hornear)
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 3 – 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 5 manzanas pequeñas

Bizcocho de cuatro cuartos con manzana caramelizada – Preparación

Comienza a pelar las manzanas, retirar el corazón y córtalas en láminas del mismo grosor. Si ves que tardas en pelarlas, echa un poquito de limón sobre las que ya tengas para que no se oscurezcan. Podéis colocarlas directamente en el fondo del molde que vayáis a usar con un poco de azúcar por encima (previamente forrado con papel vegetal o enharinado -capita de mantequilla por todos lados, un poco de harina, golpecitos boca abajo para que pierda el exceso-) o podéis caramelizarlas antes.

Nosotros hemos ido a esa segunda opción. Hemos puesto en la sartén la mantequilla y, cuando se ha fundido, hemos añadido el azúcar. En el momento en el que todo está un poco líquido hemos añadido las manzanas, lo hemos dejado a fuego bajo, removiendo de vez en cuando y prestándole atención. Se retiran cuando ya están blanditas.

Coloca las manzanas en el fondo del molde, sin el caramelo sobrante y continuamos.

Pon en un bol la mantequilla con el azúcar, con unas varillas bate hasta que haya duplicado su tamaño.

Añade la harina con una pizca de sal y la levadura. Mueve con una espátula, con movimientos envolventes, hasta que esté todo homogéneo.

Vuelcas sobre las manzanas y lo metes al horno precalentado a 180 grados durante unos 30 minutos aproximadamente.

Cuando esté listo, lo sacas del horno, esperas unos instantes y lo desmoldas dándole la vuelta cuando aún está caliente.

Advertisement

Otras recetas de bizcochos que pueden resultarte interesantes son:

Bizcocho de cuatro cuartos con manzana caramelizada
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar