Cómo cocinar conejo paso a paso + recetas

SaborGourmet.com

El conejo es una carne blanca muy apreciada por su alto contenido en proteínas, muy bajo contenido en grasas y rico sabor, ideal para guisos, arroces y muchas recetas.  Debes haber visto un lindo comercial en la televisión donde un niño llama a su abuela para decirle que compró un conejo, pero no sabía cómo prepararlo. La abuela comenzó a enumerar varios platos, los métodos de preparación de varias carnes de conejo, ya sea salsa, ajo picado, carne a la brasa, arroz, todo demostraba las mil y una posibilidades de este ingrediente. Pues estas son nuestras sugerencias y así no cocinaras siempre el típico pollo.

Cómo cocinar conejo

Si queremos cocinarlo correctamente y conservar al máximo sus propiedades nutricionales, debemos ser proactivos a la hora de decidir el menú, descongelando la carne poco a poco y sin prisas. Nunca la sumerjas en agua para acelerar el proceso y evitar el microondas, ya que una descongelación muy rápida puede alterar la composición y textura de la carne… y hacer que pierda sus jugos internos. Descongele la pieza en una bandeja especial: contiene una rejilla que la mantiene suspendida y evita que entre en contacto con los líquidos creados durante el proceso.

 Recetas con conejo

Ahora os vamos a dejar con algunas de las recetas con conejo mas famosas y sabrosas que hay.

ANUNCIO

Conejo relleno al horno

  • 1 conejo
  • 250 g de carne picada de ternera
  • 2 cebolletas
  • 2 patatas
  • 1 manzana
  • 4 ciruelas pasas
  • 7 lonchas de panceta ibérica
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • pimienta
  • perejil

Pelar y cortar en dados las cebollas, luego freírlas en aceite en una sartén. temporada. Pele (descorazone) las manzanas, córtelas en trozos pequeños y agréguelas. Retire los corazones de las ciruelas (si las hay), córtelas y agréguelas. Freír ligeramente. Agregue la carne y sazone con sal y pimienta. Sazone el conejo con sal y pimienta, rellene y cubra la parte central (la parte que llena la tripa) con lonchas de tocino. Colócala en una bandeja de horno, riégala con un poco de aceite y hornea a 190º C durante 45 minutos. Pelar las patatas, y con ayuda de una mandolina, cortarlas en rodajas finas. Póngalos en un recipiente y cúbralos con agua. Déjalos reposar durante 15 minutos (mínimo). Retire las papas y séquelas. Calentar mucho aceite en una sartén, añadir una porción de las patatas y sofreír. Retirar y escurrir en un plato forrado con papel de cocina absorbente. Repite el proceso con las papas restantes. Sazonarlos.

ANUNCIO

Conejo al ajillo

  • 1 conejo de 1,5 Kg ya troceado
  • 1 cabeza de ajo (8-10 dientes de ajo)
  • 200 ml. de vino blanco
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Un ramillete de tomillo fresco (opcional)
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • Conejo para la guarnición: 4 patatas medianas.

A veces nos encontramos con recetas de carne como esta, y con muy pocos ingredientes y una mínima preparación conseguimos sabores inolvidables. El sabor del ajo está muy presente en la receta, pero de una manera elegante y sin pasarse. Te guste o no el ajo, es una receta que seguramente agregarás a tu lista de «favoritos». Porque la salsa resultante es realmente «deliciosa». El conejo es una carne blanca baja en grasa que es adecuada para una dieta baja en calorías. Es conocido por su aporte de potasio, fósforo y calcio, y además es económico, ya que un conejo para 6 personas (1,5 kg) nos costará 7-8 euros. Cuando fuéramos a comprarlo, no dejáramos de comprobar que tenía las patas elásticas y que la carne era rosada, características que indicaban que se trataba de un ejemplar tierno y en buen estado. Eso sí, como son tan bajos en grasa, pueden quedar un poco secos, por lo que siempre recomiendo cocinarlos con salsa o guarnición para darle un toque extra de sabor al plato. En el blog puedes encontrar otras recetas de éxito como los conejos a la cerveza.

Conejo en salmorejo

  • 500 ml de aceite
  • 1 cabeza de ajos
  • 500 ml de vino blanco
  • Pimentón de la vera al gusto
  • 200 ml de vinagre
  • 1 guindilla
  • Orégano al gusto
  • Tomillo y romero al gusto

Para hacer el conejo para chuparse los dedos de salmón, se empieza machacando la parte superior de los ajos, junto con la pulpa del chorizo ​​y el pimentón. Muela todo junto en un mortero y cuando tenga una mezcla homogénea o menos, agregue vino, vinagre y sal al gusto. Cuando esté haciendo caldo de conejo con salmón, cubra la mitad de esta deliciosa salsa sobre el conejo, conservando la otra mitad, con la adición de hojas de laurel y pimienta de cayena. Moler pimienta negra al gusto y espolvorear un poco de caldo de pollo sobre la carne. Deja reposar todos estos ingredientes durante dos horas, dejando macerar el conejo e infundir todos los sabores. Con esto, el conejo quedará sabroso y suculento, y estoy seguro de que estarás feliz con el resultado final. Pasadas estas dos horas, ponemos a calentar el aceite en una sartén. Deberá usar mucho aceite, ya que parte de este aceite se usará junto con la marinada para hacer una rica salsa. Cuando el conejo se pone amarillo, pones la carne en la olla. Preparar una sartén grande o paellera, añadir la sazón y el aceite para freír la carne. Agregue también el conejo y cocine hasta que esté suave, aproximadamente media hora. Pincha con un cuchillo o un tenedor y cuando perfores la carne suavemente, ¡ahí es cuando habrás terminado!

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar