SaborGourmet.com

¿Cómo hacer tus pizzas caseras como un maestro pizzero?

Tan importante es hacer una buena masa como aprender estos trucos sobre la cocción de las pizzas, que harán que tus preparaciones caseras sean como un profesional.

Bases de pizza casera

Preparar la masa casera de las pizzas es más fácil de lo que te puedas imaginar y el resultado es sorprendente. Puedes preparar estas bases con levadura o con masa madre, en función de lo que tengas en casa. Eso sí, si quieres un sabor y una fermentación impresionantes, haz la pizza con uno o dos días de antelación para que pueda crecer lentamente en la nevera ¡ya verás qué pasada!

Además, puedes congelar la masa de pizza antes de la fermentación o puedes hornear las bases y guardarlas. Yo, que he probado ambas opciones, me gusta más guardar la masa y dejar que fermente en casa, me gusta más el resultado.

Aquí tienes una receta para hacerlas en casa: bases de pizza con masa madre.

Si la vas a hacer con levadura, sigue los mismos indicados en la receta pero estos serían los ingredientes:

  • 1 kg de harina
  • 720 ml de agua
  • 3 gr de levadura fresca
  • 25 gr. de sal

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las recetas en el momento! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp

Cuidado con los ingredientes

A la hora de añadir los ingredientes a tu pizza tienes que tener en cuenta que algunos de ellos van a humedecer la pizza, por lo que valora su incorporación o plantéate su uso. Por ejemplo, el calabacín es muy aguado, o pones poquito o puedes incluirlo ya cocinado, que va a sumarle sabor y no restarle.

La salsa de tomate también hay que hacerla con mimo, que no quede muy líquida y que sea de buen sabor.

Cuidado con las mozzarellas, que hay de distintos tipos y algunas de ellas pueden ser muy acuosas, lo que nos va a dejar una pizza no tan crujiente.

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las recetas en el momento! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp

 

Máxima temperatura

Pon tu horno a máxima temperatura sin ventilación y coloca la rejilla en el nivel más bajo posible. Deja que alcance dicha temperatura antes de introducir la pizza. Verás que la base queda mucho más crujiente.

Si quieres que se gratine más la parte superior, en el último momento puedes subirla un minuto a la parte más alta y dejarla unos segundos.

Doble horneado

Uno de los trucos que proponen maestros pizzeros, como Luigi di Domencico, es el doble horneado. No lo hace en todas sus pizzas pero, si le leéis con frecuencia, veréis que a veces propone este doble horneado que nosotros hemos probado en casa y nos ha encantado.

Se trataría de que, una vez que has estirado la masa ya fermentada y tienes el horno en su punto, eches la salsa de tomate (o la que hayas elegido) y la hornees de 5 a 7 minutos.

Sacas un momento, pones el relleno que te guste y termina de hornear 5 minutos más, subiendo la pizza al nivel de arriba.

Este truco puede ser genial para que te quede más crujiente.

Accesorios para hacer unas pizzas increíbles

Claramente, la mayoría de nosotros no contamos con hornos de leña de ningún tipo en casa, por lo que el resultado no es el mismo que cuando vas a una pizzería que sí cuenta con uno de ellos. Esto no quiere decir que tengamos que renunciar a estos resultados.

Si eres muy pizzero y quieres mejorar tus pizzas puedes comprar una piedra refractaria para pizzas. Otra opción, no la sustituye si no que simplemente es otra opción, es hacerte con una bandeja agujereada para que la masa de la pizza reciba todo el calor.

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar