Crepes de jamón y queso

Receta fácil, rápida e impresionante de los mejores crepes salados rellenos de jamón y queso. Para coronarlos, puedes hacer unos crepes de jamón y queso gratinados, dándole un último toque al horno o también puedes hacerlos más contundentes -ideal para una comida- con la versión de crepes de jamón y queso con bechamel.

Crepes salados jamón y queso: Ingredientes

Para 4 crepes aproximadamente (depende de la crepera/sartén):

  • 1 huevo
  • 125 gr. harina
  • 250 ml de leche
  • 1 pizca de sal
  • Mantequilla
  • Jamón cocido
  • Queso rallado o queso fundente

Crepes salados jamón y queso: Preparación

Hay varias maneras de preparar unos crepes en casa, desde ir mezclando primero los ingredientes húmedos y luego los secos, o ponerlo todo dentro de la batidora y batir unos minutos hasta que esté toda la masa homogénea. Si optáis por esta opción, lo ideal es que primero pongáis la harina. No por una cuestión de resultado sino de comodidad para batir y que la cocina no se quede blanca.

Una vez que tengáis preparada la masa de los crepes y sin ningún tipo de grumo, pon una sartén al fuego con un poquito de mantequilla. Extiende este ingrediente por toda la superficie para que esté bien engrasada.

En mi caso, utilizo la medida de un cazo para que todos los crepes me salgan iguales. De esta manera, cuando la sartén esté caliente, vierte un cazo de masa de crepes y extiéndela por toda la superficie. Cuando veas que va cambiando de color y que se ha solidificado, le das la vuelta con ayuda de una espátula y lo dejas unos instantes a fuego bajo.

Vamos a aprovechar para echar una buena capa de queso en la mitad de la superficie del crepe. Coloca encima las lonchas de jamón cocido que quieras y tapa este relleno con la otra mitad del crepe. Lo ponemos a fuego bajo para que el queso se derrita completamente.

Vuelve a doblar una mitad sobre otra y retira. Repite la operación como tantos crepes de jamón y queso quieras hacer.

¡Ya estarían listos! Puedes combinarlos con alguna salsa de tomate casera, una ensalada o tomarlos así que están de vicio.

Crepes de jamón y queso gratinados

En este caso, haríamos toda la receta igual solo que el horno tienes que encenderlo a 220º, modo grill, en el momento en el que empieces a cocinar los crepes.

Extiendes un poquito de mantequilla en un recipiente apto para el horno, colocas los crepes montados y por encima rayas un buen queso, el que más te guste, y lo pones metes al horno hasta que se haya dorado.

¿Qué queso se puede usar? El Emmental queda maravilloso, también un buen parmesano que ralles al momento le va a dar un toque de lo más interesante. Después ya tienes los quesos preparados para gratinar y todas esas cosas, antes de elegir uno, lee los ingredientes para ver los porcentajes de quesos y elegir el más conveniente.

Crepes de jamón y queso con bechamel

Para la versión de crepes de jamón y queso con bechamel mi propuesta sería la más sencilla. Preparar los crepes salados rellenos de jamón y queso como os he contado al principio, después hacéis la salsa bechamel casera. Colocáis los crepes rellenos en un recipiente apto para el horno untado con un poco de mantequilla, cubrís por encima con la salsa bechamel y, para terminar, añadís el queso rallado y a gratinar un poquito (la temperatura indicada antes).

Si no sueles hacer a menudo la salsa bechamel casera, tienes aquí la receta completa: bechamel casera y sin grumos. Verás que no es difícil de hacer pero sí hay que estar pendiente para que no se queme y quede con una buena textura.

Y, la combinación de estos ingredientes es sensacional.

Si te animas a algo un poquito más laborioso pero con la misma idea de crepes, jamón y queso, más bechamel, no te pierdas esta receta (¡de locura!)

4.47 / 5
4.47 - 15 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar