Escrito por

¿Dónde puedo comprar kéfir? – Cómo prepararlo

Uno de los productos lácteos más conocidos entre los vegetarianos es el kéfir, os contamos donde comprar kéfir y también cómo prepararlo.

¿Qué es el kéfir?

El kéfir es un yogur búlgaro originado en el Cáucaso que se cataloga como un producto lácteo fermentado probiótico. Este yogur se presenta en forma de gránulos y muchos comparan su aspecto con el de la coliflor pero en el paladar resulta blando y gelatinoso.

Existen dos tipos de kéfir según la región y la cultura, desde kéfir de agua a kéfir de leche. Muchos nutricionistas recomiendan que el kéfir esté elaborado con leche fresca y fijarse atentamente en el etiquetado, que no haya sido pasteurizado y esté bien refrigerado para que sea probiótico.

¿Dónde comprar kéfir?

A veces, puede resultar complicado encontrar kéfir en los supermercados habituales, ya que todavía sigue siendo un alimento no muy frecuente en la gastronomía española. Aún así, cada vez vemos que tiene mayor auge y sigue causando interés.

El kéfir puedes encontrarlo en diferentes herbolarios, a veces incluso pueden regalártelo para que tú miso lo crees en casa, aunque no siempre es lo más común.

En algunos supermercados puedes encontrarlo ya preparado para consumir, como en Mercadona o en Carrefour, pero puede que ya tenga más ingredientes y no podemos hablar de kéfir natural.

Por otra parte, no os perdáis las oportunidades que podéis encontrar a través de la red, ya que internet se está convirtiendo en una manera mucho más sencilla de encontrar este tipo de alimentos que, aunque no son tan habituales en nuestro día a día, aportan muchos nutrientes y sabores a nuestra alimentación.

Ten en cuenta lo que os hemos indicado inicialmente para escoger el mejor kéfir y en las mejores condiciones.

¿Cómo preparar el kéfir?

El kéfir es un alimento que podéis utilizar en la cocina de muchas maneras, como un alimento en sí mismo o como un ingrediente de otro plato más elaborado.

Siendo el kéfir un yogur búlgaro, no os resultará difícil imaginároslo como un ingrediente extraordinario para preparar un delicioso bizcocho, pan o cualquier tipo de repostería

Por otra parte, también se puede tomar como un yogur al natural, darle un toque dulce con la miel o el azúcar (o un edulcorante que os guste) o crear un alimento todavía más completo combinándolo con cereales y frutos rojos.

Beneficios del kéfir

Una vez que sabemos qué es y cómo se prepara, es hora de conocer los beneficios del kéfir. Beneficios que son más de los que mucha gente piensa.

  • Problemas digestivos – El kéfir, al igual que otros alimentos probióticos, cuentan con microorganismos vivos entre sus propiedades. Estos microorganismos se instalan en el intestino para controlar las bacterias intestinales. Hasta un total de 30 microorganismos distintos tiene el kéfir. Así las cosas, el kéfir ayuda a prevenir dolencias como la candidiasis, diarrea o el síndrome del colon irritable.
  • Alergia – Las propiedades antiinflamatorias del kéfir hacen que sea altamento efectivo contra los síntomas de la alergia. Entre ellos, el asma.
  • Intolerancia a la lactosa – El organismo de quienes sufren de intolerancia a la lactosa, no puede asimilar de forma correcta la lactosa de los lácteos. No obstante, las bacterias del kéfir convierten esta lactosa en ácido láctico. Una labor que se ve apoyada por las enzimas que descomponen la lactosa ¿Esto qué quiere decir? Que alguien intolerante a la lactosa, puede tomas kéfir con normalidad.
  • Infecciones – La alta carga de probióticos con los que cuenta el kéfir, son claves para evitar algunas comunes infecciones que vienen dadas por las bacterias. En concreto, el Lactobacillus Kefiri, probiótico exclusivo del kéfir, previene de la proliferación de bacterias como el E. coli, H. Pilory o la Salmonella. A este probiótico se suma el kefirán, un hidrato de carbono con un alto poder antibacteriano.
  • Osteoporosis – El kéfir es una fuente tremenda de grasas. Éstas, a su vez, cuentan con calcio y vitamina K2, dos elementos primordiales para los huesos. Así, el consumo de kéfir, ayuda a controlar la aparición de osteoporosis y el deterioro del tejido óseo. Obviamente, también ayuda a prevenir fracturas de todo tipo.
  • Cáncer – Los probióticos del kéfir minimizan la aparición de compuestos cancerígenos. Así, no sólo previene la enfermedad, sino que evita que los tumores existentes aumenten su tamaño. Especialmente eficaz se ha mostrado el kéfir en el cáncer de mama, donde multiplica por cuatro los resultados del yogur natural.

Mejores recetas con kéfir

Terminamos repasando algunas de las mejores recetas con kéfir. Recetas sencillas y rápidas de hacer para que le vayas cogiendo el punto.

Bizcocho de kéfir

Para preparar un bizcocho de kéfir necesitas estos ingredientes:

  • 200 gr de harina de trigo
  • 200 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura
  • 100 gr de aceite
  • 200 ml de leche kefirada
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • Un pellizco de sal

Cómo hacer el bizcocho de kéfir paso a paso:

  • Paso 1 – Comienza separando las claras de los cuatro huevos y ponlas a punto de nieve, agregando la sal cuando las estés montando.
  • Paso 2 – Añade la mitad del azúcar y remuévelo.
  • Paso 3 – Bate las yemas por otro lado y añade el resto del azúcar hasta que se quede homogéneo y blanco
  • Paso 4 – Agrega la harina tamizada, el aceite, la levadura, el agua de azahar y la leche kefirada y bátelo con varillas para que la masa quede más esponjosa
  • Paso 5 – Incorpora a esta mezcla las claras. Hazlo poco a poco, con movimientos circulares, hasta que quede todo ligado.
  • Paso 6 – Engrasa un molde con aceite y échale una cobertura de harina
  • Paso 7 – Mételo en el horno a 180º y déjalo 30 minutos

Pan de kéfir

Para preparar un pan de kéfir necesitas estos ingredientes:

  • 400 gr de harina de fuerza
  • 250 ml de leche kefirada
  • 2 cucharadas de AOVE
  • 1 cucharada de miel natural
  • 2 cucharaditas de sal

Cómo hacer el pan de kéfir paso a paso:

  • Paso 1 – La elaboración del pan comienza el día anterior, en el que prepararemos la biga. Para ello, mezclamos 150 gr de harina de fuerza y 100 ml de leche kefirada, hasta conseguir una masa homogénea.
  • Paso 2 – La masa resultante la dejamos en un bol y lo cubrimos con papel transparente. Hay que dejarlo toda la noche en la nevera y sacarlo cuatro horas antes de empezar a elaborar el pan.
  • Paso 3 – La biga del día anterior es mezclada con todos los ingredientes. El resultado es una masa viscosa y pegajosa que, de nuevo, tapamos con papel transparente.
  • Paso 4 – La dejamos hasta que duplique su tamaño, en torno a 20 horas.
  • Paso 5 – Enharinamos la mesa, para poder trabajar bien la masa, y vamos dando forma al pan que queremos, poniéndolo sobre papel vegetal.
  • Paso 6 – Lo tapamos con un trapo húmedo y esperamos, de nuevo, a que doble su tamaño. Unas dos horas
  • Paso 7 – Lo metemos al horno durante 5 minutos a una temperatura de 250º, echándole algo de agua a mitad de la cocción.
  • Paso 8 – Transcurridos los 5 minutos, bajamos el horno a 180º y esperamos a que se doren. Cuando lo hagan, apagamos el horno y los dejamos reposar 3 minutos más

Helado de té verde y kéfir

Para preparar un helado de té verde y kéfir necesitas estos ingredientes:

  • 15 gramos de té verde japonés en hojas
  • 250 ml de leche
  • 125 ml de yogur natural
  • 125 ml de kéfir
  • 75 gr de azúcar
  • 3 yemas de huevo

Cómo hacer el helado de té verde y kéfir paso a paso:

  • Paso 1 – Ponemos a hervir la leche a fuego lento junto con las hojas de té y dejamos que llegue a ebullición
  • Paso 2 – Cuando haya hervido, la dejamos reposar 20 minutos y la colamos, apartándola mientras trabajamos con los otros ingredientes
  • Paso 3 – Cogemos las yemas y las batimos junto con el azúcar hasta que quede una masa homogénea y ligada
  • Paso 4 – A la mezcla le añadimos la leche y volvemos a mezclar hasta que todo esté ligado.
  • Paso 5 – Ponemos la mezcla resultante a calentar al baño maría, removiendo todo el tiempo hasta que la combinación espese
  • Paso 6 – Agregamos el kéfir y el yogur natural, lo metemos en un recipiente y lo guardamos en el congelador, donde estará 2 horas.
  • Paso 7 – Lo sacamos del congelador, lo volvemos a batir y lo metemos de nuevo en el congelador.
  • Paso 8 – Hay que repetir este paso dos veces más. Una vez hecho, lo dejamos en el congelador para que se mantenga frío. Para consumirlo, se recomienda sacarlo del congelador y dejarlo reposar 10 minutos para que se descongele un poco.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos