SaborGourmet.com

El motivo por el que cada vez más gente guarda un papel higiénico en la nevera

¿Te imaginas abrir la nevera y encontrarte con un rollo de papel higiénico? Pues no es una broma ni una locura, sino una tendencia que se ha vuelto viral en las redes sociales y que tiene una explicación científica. Te contamos por qué cada vez más gente guarda un papel higiénico en la nevera y qué beneficios tiene para tu salud y la de tus alimentos.

¿Qué hace el papel higiénico en la nevera?

Foto: Pixelshot/Getty Images

El papel higiénico es un producto que normalmente asociamos con el baño, pero que también puede tener un uso muy útil en la cocina. Se trata de un truco casero para eliminar los malos olores de la nevera, que se producen por la mezcla de aromas de los diferentes alimentos que guardamos en ella.

NOVEDAD WHATSAPP: ¡Recibe GRATIS las recetas en el momento! Pincha aquí para entrar en nuestra comunidad de WhatsApp

 

El papel higiénico tiene la capacidad de absorber las partículas de agua del ambiente, lo que evita que se formen hongos y bacterias que puedan contaminar los alimentos o provocar mal olor. Además, al ser un material poroso y blando, también puede captar las moléculas de olor y neutralizarlas.

Para que este truco funcione, solo hay que colocar uno o dos rollos de papel higiénico (preferiblemente nuevos y sin perfume) en algún estante o cajón de la nevera. Se recomienda cambiarlos cada dos semanas para que no se conviertan en un foco de infección.

¿Qué otros beneficios tiene el papel higiénico en la nevera?

Además de mantener la nevera libre de olores, el papel higiénico también puede aportar otros beneficios para nuestra salud y la de nuestros alimentos. Por ejemplo:

  • Al reducir la humedad, el papel higiénico ayuda a conservar mejor los alimentos frescos, como las frutas y las verduras, que durarán más tiempo sin estropearse.
  • Al evitar la proliferación de microorganismos, el papel higiénico previene las posibles intoxicaciones alimentarias que podrían causarnos diarreas, vómitos o fiebre.
  • Al eliminar los olores desagradables, el papel higiénico mejora nuestra experiencia sensorial al abrir la nevera, lo que nos hace sentir más cómodos y apetitosos.
  • Foto: Pexels / Billion Photos

¿Qué otras alternativas hay al papel higiénico en la nevera?

El papel higiénico no es el único producto que podemos usar para mantener nuestra nevera limpia y sin olores. Existen otras alternativas naturales y económicas que también pueden ser efectivas. Algunas de ellas son:

  • El bicarbonato de sodio: es un desodorante natural que neutraliza los ácidos y las bases que generan los olores. Solo hay que poner un recipiente con bicarbonato de sodio en la nevera y cambiarlo cada mes.
  • El limón: es un antiséptico y un aromatizante que elimina las bacterias y los hongos y deja un olor fresco y agradable. Solo hay que cortar un limón por la mitad y clavarle unos clavos de olor, y colocarlo en la nevera.
  • El café: es un absorbente y un desodorante que capta las moléculas de olor y las elimina. Solo hay que poner un vaso con café molido en la nevera y cambiarlo cada semana.

¿Cómo limpiar la nevera correctamente?

Aunque el papel higiénico y otros productos puedan ayudarnos a mantener la nevera sin olores, lo más importante es limpiarla regularmente para evitar que se acumule la suciedad y los restos de comida. Para ello, se recomienda seguir estos pasos:

  • Vaciar la nevera y desconectarla de la corriente eléctrica.
  • Retirar los estantes, los cajones y las bandejas y lavarlos con agua y jabón.
  • Limpiar el interior de la nevera con un paño humedecido en una solución de agua y vinagre blanco, que es un desinfectante natural.
  • Secar bien la nevera con un paño seco y volver a colocar los elementos que habíamos retirado.
  • Revisar la fecha de caducidad de los alimentos y tirar los que estén en mal estado o no vayamos a consumir.
  • Ordenar los alimentos según su tipo y su temperatura óptima de conservación, siguiendo el criterio de que los más fríos deben ir abajo y los menos fríos arriba.

Se aconseja limpiar la nevera a fondo al menos una vez cada dos meses, y repasarla cada semana para eliminar las posibles manchas o derrames que se hayan producido.

Guardar un papel higiénico en la nevera puede parecer una idea extraña, pero lo cierto es que tiene una base científica y unos beneficios reales para nuestra salud y la de nuestros alimentos. Se trata de un truco casero, sencillo y económico que nos ayuda a mantener nuestra nevera limpia y sin olores, lo que mejora nuestra calidad de vida y nuestro bienestar. ¿Te animas a probarlo?

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar