Flamenquines de jamón y queso roquefort

.Los flamenquines de jamón y queso roquefort son tremendos, tanto por lo fácil que son de hacer como por el resultado, un buen empanado crujiente pero fino, sin quedar demasiado graso, una buena dosis de queso roquefort que combina de lujo con la ternera y el jamón serrano. Os cuento cómo hacerlos paso a paso. […]
SaborGourmet.com

.Los flamenquines de jamón y queso roquefort son tremendos, tanto por lo fácil que son de hacer como por el resultado, un buen empanado crujiente pero fino, sin quedar demasiado graso, una buena dosis de queso roquefort que combina de lujo con la ternera y el jamón serrano. Os cuento cómo hacerlos paso a paso.

Receta de Flamenquines de jamón y queso roquefort

La carnicería de mi barrio tiene a la venta algunos productos preparados que hacen ellos mismos, como son los flamenquines de jamón y queso roquefort, después de probarlos decidí que quería hacer los propios en casa y añadirles un poco más de relleno para la ocasión. ¿El resultado? Tremendo. Son muy fáciles de preparar e incluso podéis hacer de más y congelarlos para cualquier otro momento.

La materia prima siempre es importantísima para el resultado final de las recetas, por lo que si podéis cuidad este aspecto. ¿Se pueden cambiar ingredientes de estos flamenquines de jamón y queso roquefort? Por supuesto, no vais a obtener la misma receta o combinación de sabores -como es lógico- pero sí. Podéis utilizar jamón cocido en lugar de serrano, o cambiar el queso por un gorgonzola, azul u otro que tenga un sabor sabroso e intenso; si no os gustan de este tipo, podéis cambiarlo por uno que queráis pero va a distar mucho de esta propuesta aunque estará igualmente rico.

A la hora de hacer la compra tenéis que pedirle a vuestro carnicero que os parta los filetes finitos. Si al final los veis gruesos no pasa absolutamente nada, puesto que podemos aplanarlos más en casa, pero la idea es que sean finos para que se pasen bien en la sartén. Veréis que hay muchas zonas distintas de la ternera para hacer vuestros filetes, escoged la que mejor os venga -por economía, por oferta, por lo que os guste- en nuestro caso los tenemos del lomo.

ANUNCIO

En cuanto al jamón lo mismo. En mi caso le he pedido al charcutero que me corte unas lonchas de jamón deshuesado finitas y ha quedado un grosor estupendo para los flamenquines de jamón y queso roquefort.

Flamenquines de jamón y queso roquefort – Ingredientes

  • 4 filetes de ternera (2 por persona)
  • 100 gr. de queso roquefort
  • 100 gr de jamón serrano loncheado
  • Pan rallado
  • Harina
  • 1 huevo
  • Aceite de oliva o de semillas
  • Patatas, romero y sal gorda/escamas

Cómo hacer Flamenquines de jamón y queso roquefort

Coloca un filete en una hoja de papel vegetal o sulfurizado, cúbrelo con el mismo, y golpea el filete para que quede finito. Si es necesario, corta los bordes para obtener un filete lo más rectangular posible.

ANUNCIO

Extiende el filete y lo cubres con las lonchas de jamón, que no quede resquicio en el medio pero tampoco puede sobresalir al filete.

En uno de los laterales colocas el queso roquefort troceado, que forme una hilera. Tampoco debe de sobresalir al filete, es más, es conveniente que está un poquito más metido para el centro para que con el calor no aparezca en la sartén.

A continuación, enrolla la ternera para tener el flamenquín. Comienza cubriendo el queso con el filete, enrollando desde la zona donde está ubicado. Presiona suavemente para que quede prieto y bien formado. Termina de enrollarlo y presiona suavemente para que queden fijados los laterales de la ternera.

Prepara tres platos para el rebozado: harina, huevo batido y pan rallado. Ese va a ser el orden del rebozado pero, ten en cuenta que cuando lo pases por la harina tienes que retirar la harina sobrante con las manos; lo único que queremos es que quede una capa muy ligera en tono blanco, ligerísima. En cada capa cada filete tiene que quedar muy bien cubierto. Cuando los tengas, lo colocas en un plato y reservas en la nevera.

Enciende el horno a 200º. En una bandeja de horno o apta para el horno echas un chorrito de aceite y la reservas fuera del mismo. Pela las patatas, las lavas y las cortas en gajos. Las colocas en la bandeja del horno sobre el aceite, echas un poco de sal y unas hojitas de romero por encima. Lo metes en el horno y en unos 20 a 30 minutos las tendrás doradas por fuera y tiernas por dentro.

ANUNCIO

Una vez que ya hayas dejado las patatas en el horno, calcula que los filetes estarán listos -como mucho- en 15 minutos, pues lo ideal es comerlos recién salidos de la sartén.

Llega la hora de freír los flamenquines. Pon una sartén con abundante aceite a fuego medio alto y cuando esté caliente se añade el flamenquín y se deja que se vaya dorando por cada uno de los lados. Lo giras cuando veas que alcanza un tono marrón dorado, así en cada uno de los lados. Una vez que estén listos, dorados por cada lado, los retiras sobre un plato forrado con papel de cocina para que absorba la grasa sobrante.

Emplata rápidamente y a comer bien calentitos.

Otras recetas de flamenquines que pueden gustarte son:

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar