Escrito por Tendenzias

Flamenquines de pollo, jamón y queso

Los flamenquines de pollo con jamón y queso son pura delicia. Es un plato muy sencillo de preparar y que va a encantar tanto a grandes como a pequeños. Os mostramos el paso a paso, incluidas las fotografías y algunos consejos.

Los flamenquines se pueden preparar con diferentes carnes, tanto flamenquines de pollo como de cinta de lomo, esto va en cuestión de gustos. De igual manera, podéis utilizar jamón cocido para el relleno como jamón serrano, el punto de salado será el que varíe.

Esta receta no tiene ningún gran misterio pero se puede convertir en uno de los clásicos de vuestra casa. Resulta más fácil de hacer de lo que uno puede imaginarse a simple vista y sólo se necesita un poco de paciencia para esperar a que se doren en el punto justo, en el que más os guste.

Por lo demás, ya vais a ver que no requiere ni de grandes ingredientes ni de pasos que sean complejos.

Flamenquines de pollo: Ingredientes

  • 2 filetes de pechuga de pollo
  • 2-3 lonchas jamón cocido
  • 2-3 lonchas queso gouda
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva suave

Flamenquines de pollo: Preparación

Si tenéis la pechuga de pollo entera retiradle cualquier grasa que pueda tener y la hacéis filetes finos. Si no, también podéis comprar los filetes preparados en la carnicería.

En el caso de que os hayan quedado gruesos, podéis envolverlos en papel film y aplastarlos con un mazo de cocina. Después se retira el papel film y trabaja directamente sobre los filetes de pollo.

Hemos utilizado jamón cocido pero también podéis utilizar lonchas de jamón serrano. En cualquier caso, hemos colocado el jamón para que cubra únicamente la mitad del filete, colocando encima también el queso loncheado.

Después, sólo queda hacer un rollito prieto del filete de pollo. En un recipiente echa un huevo y bátelo; en otro recipiente un poco de pan rallado (grueso o fino va a depender de tu gusto). Pasa el flamenquín de pollo por el huevo y después por el pan rallado, que quede bien impregnado por todas las partes.

En una sartén se echa un buen chorro de aceite de oliva suave y, cuando esté caliente, se colocan los flamenquines y se deja que se doren a fuego bajo. Una vez los tengas listos, te recomiendo que antes de servir los dejes un instante en un plato cubierto con papel de cocina para que absorba la grasa sobrante.

Para acompañarlo puedes hacer una ensalada, patatas fritas al horno o lo que gustes.

¡Buen provecho!

Si quieres conocer más recetas como esta, aquí puedes descargarte nuestra aplicación de recetas de pollo.

SaborGourmet.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos