Escrito por

Receta de tortilla de patatas

¿Quién podría resistirse a una deliciosa tortilla de patata? No sólo nos reconocen en todo el mundo por el jamón, la tortilla española es otro de nuestro placeres gastronómicos pero eso sí, hay muchas formas de prepararlas y cada uno tenemos nuestros truquitos.


Una tortilla de patata puede presentarse de muchas maneras, los ingredientes pueden variar ya que podemos añadir cebolla, pimiento o cualquier otro tipo de ingrediente. Incluso, cuando le hayas pillado el truco a ésta, puedes comenzar a hacer tortillas rellenas de grandes dimensiones con queso de cabra, cebolla caramelizada, jamón, etc.

Eso sí, independientemente de lo que escojas ten en cuenta que la calidad de los ingredientes va a ser fundamental para disfrutar de un buen resultado. No hay nada como los huevos de las gallinas del pueblo, criadas en libertad y bien frescos; al igual, las patatas son fundamentales, nosotros siempre tenemos las patatas del pueblo (Ourense) y tengo que deciros que no soy objetiva en esto -o sí- como las de allí no probé ninguna mejor.

A la hora de prepararla también tendréis que ir cogiéndole el punto de cocción. En casa cada uno somos de un gusto. En la fotografía podéis ver una tortilla de patata cocinada por completo, que es como le gusta a mi madre, yo soy más de tortillas un poco menos cuajadas pero, lo dicho, al gusto y con la práctica se consigue el punto perfecto para cada uno.

Tortilla de patata: Ingredientes

  • 1 kg. de patatas (4 patatas aprox.)
  • 8 huevos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Tortilla de patata: Preparación

En primer lugar pelamos las patatas y las cortamos en láminas más bien finas.

Ponemos una sartén con abundante aceite y una vez este caliente añadimos las patatas, esperamos que estén fritas y las sacamos para que escurra bien el aceite.


Aquí ya pueden variar las formas de hacer una tortilla: en un bol bate los huevos con una pizca de sal y añade las patatas, lo mezclas bien y cuando esté la sartén caliente con poco aceite, lo pones de nuevo para que comience a cuajar. Una vez esté hecho por un lado, le das la vuelta para que se haga por el otro y listo.

La forma en que nosotros la hemos preparado, es que sacas las patatas, escurres el aceite y las troceas con la espátula misma (no es cortar, sino es más similar a esmagarlas un poco para que ligue el huevo) para que no queden tan enteras.

Una vez las tengas, las ponemos de nuevo en la sartén y añades 3/4 partes de los huevos previamente batidos y lo pones a fuego medio para que cuaje por dentro. Hay personas a las que le gusta poco hecha entonces deja que se haga menos tiempo.


Tenemos que dar la vuelta a la tortilla para que se haga por el otro lado, para ello nos ayudaremos de un plato llano, este paso hay que hacerlo con cuidado para que no te quemes ni se te escape la tortilla. Puedes poner el bol debajo por si sale un poco de huevo no cuajado y así no lo pierdes.

Una vez que la vuelvas a poner en la sartén echas por encima el huevo que habíamos reservado. Una vez que esté cuajado el otro lado, vuelves a darle la vuelta para que se cuaje esta parte pero no hace falta dejarlo tanto tiempo.

Para saber si esa hecha metes un cuchillo de punta fina en el centro y podrás ver cómo está.

Sugerencias

Como veis, no son muchos pasos para hacer una tortilla de patata tradicional y no tiene mucha dificultad salvo cogerle el punto a la sal y darle la vuelta a la tortilla, lo que implica un poco de práctica. Está buenísima y es muy fácil de hacer.

Si te gusta la tortilla con cebolla, añádela una vez que las patatas ya estén casi fritas para evitar que se queme.

loadInifniteAdd(44636);

Una tortilla de patata con pimiento verde también está sensacional o si quieres a algo más sencillo, acompáñala con un queso curado. ¡Son muchas opciones!

Otras recetas de tortilla que pueden resultarte interesantes son:

SaborGourmet.com

Newsletter