Las 10 salsas más utilizadas en España

Los ingredientes principales de un plato suelen definir sus sabores más básicos. Pero, si hay algo que de verdad marca la diferencia, son las salsas. Dominarlas y saber cuándo utilizarlas será clave para demostrar nuestra maestría en la cocina. Hoy vamos a repasar las más apreciadas por todos y cómo se preparan. Empezaremos con la […]

Los ingredientes principales de un plato suelen definir sus sabores más básicos. Pero, si hay algo que de verdad marca la diferencia, son las salsas. Dominarlas y saber cuándo utilizarlas será clave para demostrar nuestra maestría en la cocina. Hoy vamos a repasar las más apreciadas por todos y cómo se preparan.

Empezaremos con la salsa alioli, todo un clásico de nuestro país que se utiliza en multitud de recetas. A partir de ahí, seguiremos recorriendo la geografía española para descubrir algunas de las salsas más especiales que acompañan a nuestros mejores momentos. ¡No te lo pierdas!

Las 10 mejores salsas de España

Alioli

Comenzamos este repaso por el alioli, una salsa de origen valenciano pero que ya ha llegado a todo el país. Aunque su elaboración es sencilla, hay que tener buena mano: una emulsión de ajo, aceite y sal será suficiente para tener el mejor acompañante para patatas fritas, fideuá, verduras, arroces, pescados, carnes…

Salsa verde

Es una de las salsas más utilizadas en la cocina española, acompañando siempre a los alimentos del mar. Con un poco de fumé, ajo y perejil se prepara uno de los mejores aderezos para pescados y mariscos. Nada como una merluza o unas almejas en salsa verde con vistas a la playa.

Mojo

En el top 3 incluimos una salsa que no puede faltar en la gastronomía canaria. Las papas arrugás con mojo picón son un plato estrella, aunque hay muchas opciones. Se puede preparar mojo rojo –con pimentón y pimienta palmera– o mojo verde –con perejil y cilantro–, siendo el primero algo más picante (ideal para carnes) y el segundo más suave (perfecto para pescados).

Salsa de vieiras

Desde Galicia nos llega esta salsa típica con la que acompañar las vieiras, aunque no forman parte de la propia salsa. De hecho, lo más común es encontrarla junto  a los mejillones y otros mariscos, pero su origen está ahí. Se trata de un sofrito de cebolla y ajo al que, cuando esté todo dorado, se le agrega un poco de vinagre de manzana, tomate frito y sal.

Romesco

Si bien es reconocida por utilizarse en las típicas calçotadas catalanas, también puede acompañar a mariscos y pescados a la parrilla o a la plancha o incluso en ensaladas. Mezclamos algunos ajos con tomates y pimientos rojos asados con ñoras, frutos secos (lo más habitual es utilizar almendras y avellanas) y un toque de sal, pimienta y aceite. Todo listo para comer.

Salsa de cabrales

Uno de los quesos más reconocidos viene de Asturias, y con él podemos hacer verdaderas maravillas. Derretimos un poco de mantequilla a fuego suave, incorporamos nata líquida y el queso; salpimentamos al gusto y removemos hasta que adquiera la consistencia que queramos. Perfecta para aderezar carnes como la ternera o el cerdo.

Salsa andaluza

Llegamos al sur para preparar una salsa tan versátil que podrás utilizarla tanto en ensaladas, con pescados o para mojar patatas fritas o crudités. Tomamos como base la mayonesa, a la que agregamos tomate frito, pimiento morrón, zumo de limón y una pizca de sal y perejil. El resultado debe recordarnos a una mezcla entre mayonesa y gazpacho, y el sabor te cautivará en cuanto la pruebes.

Salsa de almendras

Una salsa suave pero espesa que combina a la perfección con múltiples carnes, especialmente las rojas. Hay que majar algunas almendras con un poco de ajo y perejil, para después añadir un toque de aceite y rehogar a fuego lento. Una cucharadita de harina (más o menos) y a sofreír hasta que quede en su punto.

Vizcaína

Su nombre indica sin lugar a dudas el origen de esta salsa, que resulta bastante contundente. Pimientos choriceros, ajo y cebolla, tomates maduros, pan frito, caldo de pescado y un poco de aceite y sal. Al menos, eso dicen los puristas, pero está tan extendida que muchos terminan por darle su propio toque. El bacalao a la vizcaína es reconocible en toda España, pero de igual manera funciona con otros pescados e incluso carnes.

All i pebre

Cerramos este listado también en las costas valencianas, pues el all y pebre salió de la cocina de los pescadores de la zona. Su traducción es, literalmente, “ajo y pimienta”, que son sus dos ingredientes principales. Un poco de agua, aceite de oliva, pimentón y guindilla; y estará lista para utilizar en guisos de pescado (el plato de patatas y anguila con all y pebre hay que probarlo) y otras recetas.

Ya has visto que ideas, nunca mejor dicho, hay para todos los gustos. Desde la extendida salsa alioli hasta otras como la vizcaína o la andaluza, solo es cuestión de encontrar la que más nos guste y practicar su elaboración. ¿Estás preparado?

También te puede interesar