10 meriendas con proteína fáciles de hacer

SaborGourmet.com

Si quieres cuidar tu salud y tu forma física, no solamente tienes que mirar lo que almuerzas y lo que cenas, sino también lo que meriendas. Porque a menudo pensamos que merendar ligero es suficiente. Y no se trata de eso, sino de aportar a nuestro organismo las proteínas que necesita. La carencia de proteínas provoca debilidad muscular y fatiga. Para que no te ocurra esto y te mantengas en plena forma, compartimos contigo estas 10 meriendas con proteína fáciles de hacer.

10 meriendas con proteína fáciles de hacer

Batido de plátano o banana con crema de cacahuete

Batido de plátano y crema de cacahuete

Imagen de Instagram de elmesnaturalherboristeria

Una merienda rica en proteínas y muy apetecible es el batido de plátano o banana con crema de cacahuete. Si vas a entrenar en la tarde, antes del entrenamiento tienes que tomar proteínas, así que apúntate esta receta que resulta ideal para estos fines.

Simplemente introduce en la batidora un plátano o una banana, la leche y un poco de crema de cacahuete. Bate todo muy bien y ya tienes listo un delicioso batido para merendar rico en proteínas. Si quieres ganar volumen, puedes añadir avena. Aunque si tienes sobrepeso y lo que quieres es adelgazar, debes ser muy prudente con la crema de cacahuete, porque contiene mucha grasa.

Este batido de plátano y crema de cacahuete es preferible tomarlo antes de entrenar.

Yogur con fruta y avena

Yogur con avena

ANUNCIO

Otra buena merienda para antes de un entrenamiento es el yogur acompañado con fruta y avena. Reunes calcio, proteínas y fibra en una mini pero potente recarga de energía a media tarde. También aporta carbohidratos. Si estás en tu peso, puedes añadir una fruta y hasta dos cucharaditas de avena al yogur. Si, por el contrario, te sobran kilos, reduce la avena o no la añadas al yogur y resérvala para otro momento.

Leche, cacao y tostadas

Cacao, merienda rica en proteínas

Si prefieres algo más tradicional y sencillo, tienes la leche con cacao de toda la vida y unas tostadas. También es una merienda válida pre entrenamiento y constituye un bocado con proteínas bastante aceptable. No te pases con el cacao, procura escoger aquellos cacaos que contengan menos azúcar y cuanto más puro mejor. En cuanto a las tostadas, tómalas con mermelada o con aceite y una porción pequeña o moderada.

Sandwich con atún en paté

Sanwich de atún

Imagen de Instagram de mistermigassanwich

Una merienda post entrenamiento perfecta es el sandwich con paté de atún. Pero no nos vale cualquier paté, sino que será uno especial que prepararemos nosotros en casa, para que sea más saludable.

Mezcla requesón con atún (también te valdría usar yogur natural). Y dale sabor usando especias como la sal, el orégano y una pizca de aceite de oliva, todo en pequeñas cantidades.

El atún es una merienda rica en proteínas y también en ácidos grasos. Aparte de su valor nutricional, destaca que se trata de un pescado que tiene propiedades antiinflamatorias. Y te ayudará a evitar los calambres musculares y agujetas.

Tortilla, otra merienda rica en proteínas

Tortilla

El huevo contiene un alto porcentaje de proteínas. Por eso, prepararse una tortilla es otra alternativa a la hora de merendar tras un entrenamiento. Eso sí, no nos valdrá cualquier tortilla. Para que realmente nos beneficie a nivel muscular, la tortilla debe prepararse con dos huevos y rellenarla con alimentos como carne de pollo, queso, verduras o avena, si se prefiere en dulce.

Puedes tomarte un zumo natural o un café para acompañar la tortilla. Pero sin endulzar.

Yogur griego

Yogur griego

Un yogur griego está delicioso, porque nos encanta esa textura cremosa que tiene. Pero es que además de suponer un vicio para el paladar, también es muy saciante y, lo que nos importa en este post, aporta muchas proteínas. Nada menos que unos 17 gramos de proteínas por yogur y se las puedes incrementar si le añades unas nueces.

Un puñado de pipas de calabaza

Semillas de calabaza

Los frutos secos son el tentempié perfecto. Pero en especial las pipas de calabaza tienen mucha proteína. De modo que nuestra propuesta es que te prepares una taza de pipas de calabaza y, para que estén más ricas y sean más sanas, las tuestes tú mismo en el horno. ¡Cuidado con la sal! Y disfruta tus pipas mientras te cuidas, porque cada taza contiene unos 12 gramos de proteínas.

Sandwich de pavo

Sandwich de pavo

La carne de pavo también interesa tomarla en el caso de los deportistas o de las personas que piensan cuidarse, porque sus proteínas son abundantes, al igual que sucede con el atún. Podrías prepararte un sandwich de pavo y, si quieres sea super sana y ligera la merienda, no uses pan sino preferible panecillos tipo thins, muy finos. Puedes añadirle lechuga, tomate y cebolla para darle sabor. Acompaña con un zumo natural sin azúcar para completar tu chute vitamínico.

Queso tricota

Queso

¿Qué otra merienda rica en proteínas puedes tomar? Un poco de queso tricota con galletas integrales o panecillos de avena. Su sabor te alegrará la tarde y tu cuerpo agradecerá las proteínas y el calcio que le estarás aportando. Además, el queso tiene propiedades saciantes y también aporta fósforo, entre otros minerales.

Ensalada de frutas con queso

Ensalada de frutas

Fácil de preparar, refrescante y, por lo tanto, ideal para la época de verano. Las ensaladas son otra opción a la hora de la merienda para proporcionarnos la energía que necesitamos. Prepáralas con fruta y añádeles queso bajo en grasa. Te sugerimos prepararlas con plátano, sandía, melón y tomate. No añadas sal ni azúcar. Estarás consumiendo una merienda ligera y rica en proteínas fácil de preparar. La fruta también te aporta hierro y vitaminas.

Mira más recetas interesantes en el siguiente post:

Galería de imágenes 10 meriendas con proteína fáciles de hacer

SaborGourmet.com
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar