Escrito por

Pastel frío de atún – Receta fácil

El pastel frío de atún es uno de esos platos tan fáciles y sencillos de preparar que se convierte en un clásico, en una de esas opciones que nunca faltan en casa cuando quieres algo bueno, rico y que lleve poco trabajo. Admite una grandísima variedad de ingredientes, por lo que no dudéis en dejaros llevar en la cocina para crear algo con sello propio.

Pastel frío de atún – Receta fácil

Lo maravilloso de la cocina es que nos podemos encontrar todo tipo de pasteles, desde los dulces a los salados, consiguiendo unas composiciones grandiosas. En esta ocasión, nos centramos en un pastel frío de atún que podéis preparar fácilmente en casa, combinando sabores y texturas de ingredientes que seguro que tenéis en la despensa, y creando finalmente un plato distinto y delicioso.

El pastel frío de atún suele ser típico del verano pero no dudéis en prepararlo para cualquier ocasión como un entrante, con independencia de la temperatura, pues es un bocado al que pocos pueden resistirse.

Pastel frío de atún fácil – Ingredientes

  • 1 lata Atún en aceite de oliva
  • 3 rebanadas de pan
  • Palitos de cangrejo o surimi (rallado o entero)
  • Salmón ahumado
  • 2 Huevos duros
  • Espárragos blancos
  • Aceitunas sin hueso
  • Maíz
  • Mayonesa

Cómo hacer un pastel frío de atún

Preparamos el huevo duro. Pon un cazo con abundante agua al fuego, añades sal y cuando hierva incorporas despacio el huevo. Lo dejas cocer durante unos 7-8 minutos. Después a enfriar y pelar.

En un recipiente mezclas el atún desmigado (sin aceite), con el maíz lavado y escurrido, el surimi rallado o cortado en tacos pequeños, las aceitunas troceadas, un poco de salmón ahumado desmigado y el huevo duro picado. Añade un par de cucharadas de mayonesa y remueve suavemente para que ésta impregne todos los ingredientes.

Si quieres presentar el pastel sin molde, tendrás que forrar el molde que vayas a usar con papel film (salvo que sea un molde desmontable).

Pon una rebanada de pan en el fondo del molde que vayas a usar, tiene que quedar todo bien cubierto. Lo ideal es que le hayas retirado la corteza, sólo por una razón estética.

Echa unas cucharadas del relleno y extiéndelo sobre el pan. Lo vuelves a cubrir con una rebanada, relleno, y así hasta que obtengas la altura que quieras y terminas con una rebanada de pan en la parte superior. En mi caso, sólo he usado tres rebanadas de pan.

Lo metes en la nevera durante una hora como mínimo. Perfectamente lo puedes dejar hecho de un día para otro. Cuando ya sea el momento de servir, echa un poco de mayonesa por los laterales del pastel.

Puedes decorar los laterales con ingredientes a la vista o sólo decorar la parte superior del mismo. Para ello, usa ingredientes que estén en el interior del pastel o que combinen bien como espárragos blancos, huevo duro (entero o la yema para darle color), maíz, unas aceitunas o incluso unos tomates cherry de colores. ¡A vuestra creatividad!

Después de decorar, ya sólo queda servir y disfrutar.

Otras recetas de pastel que os pueden gustar son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?