Pechugas de pollo con leche y parmigiano

SaborGourmet.com

Las pechugas de pollo con leche y parmigiano son un plato tradicional de la gastronomía italiana. Un plato de esos de andar por casa, sencillísimo de hacer, muy rico y también algo calórico. Os contamos cómo prepararlo en casa de forma sencilla y con un resultado delicioso.

Receta de pechugas de pollo con leche y parmigiano

Hay infinitas maneras de preparar unas pechugas de pollo en casa, a pesar de que la mayoría de personas se quedan con las tres recetas de siempre y es difícil sacarles de ahí. Las pechugas de pollo y parmigiano, nombre original fettine latte e parmigiano, es una receta familiar de Anna Mayer de Panepanna. Si os gusta la gastronomía italiana es totalmente recomendable su blog, sus recetas en otros medios y sus redes sociales, os abrirá un mundo delicioso al alcance de todos.

En cuanto a estas pechugas de pollo con leche y parmigiano os vais a quedar estupefactos de lo sencillo que resulta hacer un plato sabrosón, tan de andar por casa y que podéis tener listo en poco tiempo, lo que resulta ideal para esos días de la semana en los que apetece algo rico pero no da tiempo a echarle horas a la cocina. Que, además, como ya hemos visto en infinidad de recetas, no es necesario dedicarle horas y horas a la cocina para comer rico, sano y bien sabroso.

Con esta receta de pechugas de pollo con leche y parmigiano no vais a descubrir un mundo paralelo, no tiene ingredientes que no podáis conseguir fácilmente en el supermercado ni preparaciones novedosas. Es un plato casero y familiar, es ese tipo de recetas que te saben a hogar o que crean historia en casa, de las que apetecen volver a hacer y que os sacarán del tedio de las pechugas de pollo de siempre.

ANUNCIO

Eso sí, es imprescindible que apostéis por un buen queso Parmigiano Reggiano o Grana Padano. A mayor curación del queso vais a ver que tiene un sabor más intenso, más sabroso y que coronará este plato a algo suculento. Olvidaros de comprar quesos en polvo, por favor, lo hemos comentado en muchas ocasiones que no tienen nada que ver. En el supermercado o en una quesería podéis comprar unas cuñas de queso parmigiano o grana padano, las rayáis vosotros mismos y veréis qué diferencia en cualquier plato.

Para completar este plato podéis haceros una ensalada, unas patatas fritas o unas patatas chips al horno (menos grasa, poco tiempo de preparación, o el acompañamiento que más os guste. Las pechugas de pollo con leche y parmigiano no son una receta light, como os comentábamos antes, lleva todo el queso que quieras y más, pues a más queso, más sabor.

Pechugas de pollo con leche y parmigiano – Ingredientes

ANUNCIO

No hay cantidades exactas, es a ojo y con intuición. El resumen, mucho queso.

  • Pechugas de pollo
  • Parmigiano reggiano o Grana Padano
  • Leche entera
  • Sal
  • Mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Harina

Cómo hacer pechugas de pollo con leche y parmigiano

Sala los filetes de pechuga de pollo y los pasas por un plato con harina. Han de quedar enharinados ligeramente, así que dale unos golpecitos suaves para que pierdan la harina sobrante.

Pon una sartén al fuego con un chorro de aceite de oliva y una cucharada de mantequilla.

Dora los filetes de pollo por ambos lados, hay que sellarlos no que queden completamente cocinados.

Incorpora la leche hasta que cubran justamente los filetes. A continuación, comienza a añadir queso rallado, mucho mucho queso rallado. Vas a ver cómo te lo va pidiendo la salsa.

Pon el fuego a medio bajo y deja que se vaya haciendo, vas a ir viendo cómo va quedando ligeramente más densa. Si la salsa se os separa no pasa absolutamente nada.

ANUNCIO

Antes de apagar el fuego comprueba la sal. Es posible que con el queso no sea necesario añadir más pero comprueba. Si es necesario, rectifica.

¡A servir rápidamente!

Otras recetas de pechuga de pollo que te pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar