Escrito por

Ensalada de garbanzos especiados con hojas verdes

La ensalada de garbanzos especiados con hojas verdes es una absoluta maravilla de sabores, un plato muy nutritivo y facilísimo de preparar. Os mostramos dos opciones diferentes, una más rápida que la otra, para que podáis escoger según vuestros tiempos en casa.

Ensalada de garbanzos especiados con hojas verdes

Las ensaladas de garbanzos especiados son una forma maravillosa de añadir las legumbres en nuestros hábitos alimenticios, además de otros ingredientes nutritivos y ricos. Se trata de un plato que podéis tomar tibio o llevároslo en un tupper a la oficina.

El comino, el ajo en polvo y el pimentón que llevan estos garbanzos especiados le da un puntazo de sabor a la ensalada. De por sí, los garbanzos ya harían de este plato algo especial pero, con las especias, se convierten en algo absolutamente delicioso.

Ensalada de garbanzos especiados – Ingredientes

  • 400 gr. de garbanzos
  • 1 aguacate
  • 1 huevo duro
  • Hojas verdes: canónigos y rúcula
  • Tomate fresco
  • Queso fresco
  • 1 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • Pimentón
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen
  • Sal

Cómo hacer una ensalada de garbanzos especiados

Si quieres cocer los garbanzos en casa tienes que ponerlos en remojo la noche anterior. Al día siguiente sólo tienes que poner una cacerola con agua al fuego, cuando esté tibia será el momento de añadir los garbanzos y dejarlo hervir hasta que llegue a ebullición. Si lo hacéis en una olla a presión, sólo necesitaréis 20 minutos (otras opciones de cocción las podéis ver en “cómo cocer los garbanzos para que queden tiernos“). Después, sólo queda ponerlos a escurrir y reservarlos.

La opción más rápida es comprar un bote de garbanzos cocidos. Sólo tendrías que volcar todo el contenido en un escurridor, lavarlos bien y dejar que pierda el agua sobrante.

Para cocer el huevo duro pon un cazo con agua al fuego y añade una cucharada de sal. Cuando hierva añades el huevo y lo dejas cocer 7 a 8 minutos. Puedes ver más datos aquí sobre cómo cocer un huevo duro y sus tiempos.

Sobre el fondo del recipiente donde vayas a presentar pones un puñado de canónigos y rúcula.

Coloca una sartén al fuego, echa un chorrito de aceite y cuando esté caliente añades los garbanzos. Echa el comino y el ajo en polvo, saltéalos a fuego fuerte para que se doren, sin dejar de remover. Cuando los tengas listos, apagas, añades el pimentón y remueves. Retira y deja que se atempere un poco antes de echarlos en el recipiente con las hojas verdes.

Lava un tomate y lo cortas en dados pequeños.

Corta también en dados el queso fresco.

Abre el aguacate y lo troceas al gusto, al igual que el huevo duro. Si no sabes cómo abrir el aguacate sólo tienes que pasar el cuchillo alrededor del mismo, teniendo en cuenta que en el interior hay un hueso grande. Cuando lo tengas partido a la mitad, sólo tienes que girar cada mitad en una dirección y listo.

Ya sólo queda presentar y servir.

Otras recetas con garbanzos que os pueden gustar son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?