Cómo hacer patacones (Plátano macho)

Os mostramos cómo hacer patacones en casa fácilmente, ya sea como unos deliciosos chips de aperitivo o como acompañamiento de todo tipo de platos. Estos patacones son muy fáciles de preparar, crujientes pero de textura suave, con un toque de sal sensacional que combina el dulce y el salado en un mismo bocado.A continuación, os […]
SaborGourmet.com

Os mostramos cómo hacer patacones en casa fácilmente, ya sea como unos deliciosos chips de aperitivo o como acompañamiento de todo tipo de platos. Estos patacones son muy fáciles de preparar, crujientes pero de textura suave, con un toque de sal sensacional que combina el dulce y el salado en un mismo bocado.A continuación, os mostramos cómo prepararlos fácilmente.

Cómo hacer patacones

Los patacones, conocidos también como tostones, son una guarnición de plátano verde que se puede servir como aperitivo o como acompañamiento de otros platos (pescados, carnes, arroces, etc.).

Si nunca habéis visto cómo hacer patacones, la verdad es que es tremendamente sencillo de prepararlo, pues lo único que hay que hacer es freírlo dos veces. De esta forma, lo que se consigue es que los patacones queden deshidratados y así sean como un chip de plátano que tiene una mezcla de crujiente y un interior suave a la vez.

Veréis que os pueden quedar unos patacones de dimensiones considerables que os pueden servir también para rellenarlos con otro tipo de ingredientes, tal y como os mostramos en la receta de carne mechada, donde -entre otras- os mostramos una receta venezolana riquísima.

Cómo hacer patacones – Ingredientes

ANUNCIO
  • Plátano verde macho
  • Aceite vegetal (girasol, en mi caso)
  • Escamas de sal

Cómo hacer patacones

El primer paso será pelar el plátano. La forma más sencilla de conseguirlo es hacer un corte longitudinal, con un pelín de profundidad para que traspase la corteza del plátano pero sin que corte la carne del mismo. Después necesitarás el cuchillo y las manos para terminar de retirar toda la corteza. A diferencia de otras variedades de plátanos, verás que cuesta un poquito más pelarlo.

Una vez que lo tengas pelado será el momento de cortarlo en rodajas gruesas. Tienes la posibilidad de hacer estos cortes rectos o diagonales, en función de vuestros gustos y del tamaño que queráis.

ANUNCIO

Una vez lo tengas, será el momento de poner una sartén al fuego con abundante aceite. La idea es que el aceite caliente cubra, o casi cubra, las rodajas de los plátanos. Dales la vuelta cuando consigas que tengan un ligero color amarillo pero que no estén dorados. Cubre un plato con papel de cocina y colocas sobre el mismo todas las rodajas de plátano.

Una vez que estén fuera, aplasta cada una de las rodajas de plátano con el culo de un vaso. Hazlo con cuidado para que no se rompan las rodajas pero que quede aplastado.

Vuelve a freír cada una de las rodajas de plátano, 1 o 2 minutos por cada lado, que tengan un color dorado.

Después lo vuelves a poner en un plato forrado con papel de cocina para que absorba toda la grasa. Espolvorea con unas escamas de sal y listo.

ANUNCIO

Otras recetas que os pueden resultar interesantes son:

4.50 / 5
4.50 - 6 Votos

También te puede interesar