SaborGourmet.com

Pollo a la pizzaiola – receta fácil

El pollo a la pizzaiola es una forma deliciosa y fácil de preparar unos filetes de pechuga de pollo, ricos y súper aromáticos.

Pollo a la pizzaiola

Ingredientes

  • Filetes de pollo
  • Tomates para salsa
  • Diente de ajo
  • Mozzarella *
  • Tomate fresco
  • Orégano seco
  • Albahaca fresca
  • Sal
  • Pimienta recién molida
  • Aceite de oliva
  • Huevo
  • Pan rallado
  • 1 limón
  • Queso parmesano

*En el supermercado vais a encontrar diferentes tipos de mozzarella. Por una parte, tenéis mozzarella fresca que podéis usar para las ensaladas, mozzarella para sándwich cortada en rodajas y mozzarella para cocinar al calor. En este caso tenéis que usar la mozzarella para usarla al horno, como la pizza.

Cómo hacer Pollo a la pizzaiola

Corta la mozzarella para calor y ponla en un plato, alíñalas con un poco de aceite de oliva, pimienta recién molida, sal, orégano seco. Resérvalo así hasta el final.

Lámina la pechuga de pollo en filetes.

Dispón de dos platos. En uno coloca el pan rallado con la ralladura de limón y queso parmesano rallado. En el otro plato pon un huevo batido con un poco de sal. Pasa los filetes por el huevo y después por el pan, hasta obtener un empanado uniforme y completo.

Pon una sartén al fuego con aceite de oliva y cuando esté caliente añades los filetes empanados. Primero es importante que se doren, después baja el fuego para que se hagan por dentro sin llegar a quemarse.

Cuando los tengas listos sólo tienes que sacarlos a un plato y reservar.

En una cacerola pon un chorrito de aceite de oliva y dora un ajo. A continuación, añade el tomate ya pelado, ya sea entero o triturado. Incorpora un poco de sal, orégano seco y algo de albahaca fresca (reserva una poca para la presentación). Cuando esté espesa, prueba y rectifica si es necesario.

Vierte la salsa de tomate en un recipiente apto para el horno, coloca los filetes de pollo empanados, pon encima unas rodajas de mozzarella aliñada y unas rodajas de tomate natural.

En un horno calentado a 200 grados introduce el recipiente hasta que el queso mozzarella esté derretido. Una vez hecho, retira e incorpora un poco de albahaca fresca y orégano seco.

Sirve directamente y a disfrutar.

Otras recetas con pollo que os pueden resultar interesantes son:

Receta vista en il cucchiaio d’argento

4.56 / 5
4.56 - 12 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar