Escrito por Tendenzias

Cómo hacer Salsa Verde

La salsa verde es conocida internacionalmente, sólo que en cada país se asocia el nombre salsa verde a una salsa diferente. Os vamos a mostrar cómo preparar una salsa verde a la española de una manera sencilla y rica.

Salsa verde

La salsa verde es una salsa muy utilizada en la gastronomía de muchas partes del mundo, aunque cada una con una elaboración tradicional del país que se trate.

En uno de los sitios en que más se utiliza es en México, pero allí, esta salsa es picante pues se añade a la salsa, entre otros condimentos, el chile, mientras que su elemento principal es el tomate verde molido.

En Europa es muy conocida la salsa verde de Francfort, que se elabora con siete hierbas distintas, al igual que en Francia, aunque la combinación de hierbas es distintas. En Italia, consideran salsa verde suele referirse a la Salsa Pesto.

En España esta salsa se utiliza para acompañar principalmente a determinados pescados, como la merluza o el rodaballo. También puede usarse para el acompañamiento de verduras, o incluso de las patatas pero, definitivamente, se hablan de salsas muy distintas pues aun cuando tienen todas el mismo color los ingredientes varían considerablemente y, por tanto, también los sabores.

Esta es la receta de la salsa verde como se suele hacer en España, aunque admite algunas pequeñas variaciones según la región:

Cómo hacer Salsa Verde: Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 3/4 vaso de agua o caldo de pescado
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Perejil fresco

Dificultad: baja

Cómo hacer Salsa Verde: Preparación

Limpia la cebolla y el ajo, retira sus pieles y los troceas finamente.

Pon una sartén al fuego con un chorrito de aceite, cuando esté caliente se añaden los dientes de ajo y se deja que se doren.

A continuación, añade la cebolla picada y dejas que se haga, removiendo de vez en cuando, hasta que adquiera un color transparente y esté bien pochada.

Añade una cucharada de harina y remueve constantemente para que no se pegue, pero que se tueste la misma (nunca debe llegar a marrón).

Añade el medio vaso de vino blanco y tres cuartos de agua o caldo que tengas preparado.

Deja que se consuma un poco y añades el perejil troceado.

Llegados a este punto y, en función de gustos, puedes servir la salsa tal cual o triturarlo todo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

SaborGourmet.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos