Shakshuka o huevos a la sartén en salsa de tomate

Shakshuka o huevos a la sartén en salsa de tomate es una receta súper sencilla de preparar, muy sabrosa y que puedes tomar en cualquier momento del día. Tal cual. Este plato que procede de Oriente Medio es tradicional tomarlo como desayuno. El resultado son unos huevos escalfados sobre un sofrito de tomate delicioso. Os contamos cómo prepararlo en casa, veréis qué facilito y está riquísimo.

Receta de Shakshuka

La combinación de tomate con huevos de Shakshuka es muy posible que os recuerde también a los huevos rancheros mexicanos o a menemen, unos huevos turcos también sensacionales. Eso sí, una diferencia notoria va a ser el uso de especias que, como ya sabéis, en cada país y cultura pueden variar la elección de las mismas.

El Shakshuka original israelí es bastante picante, vamos, que empiezas la mañana con todo tu cuerpo bien activado. En nuestro caso, hemos eliminado el picante pero puedes utilizar cayena al sofreír el aceite o al hacer la salsa (luego hay que retirarla para no comerla en un descuido) o se puede utilizar chili. Una vez lo tengas, este plato de Shakshuka se sirve directamente en la sartén o en tajine y suele ir acompañado de pan de pita. Este pan lo podéis preparar en casa sin grandes complicaciones, incluso podéis hacer de más y congelarlo en bolsas herméticas.


¿Versión más rápida? Para esos días en los que la vida no da más de sí pero quieres disfrutar de un plato rico y nutricionalmente estupendo, puedes eliminar los pasos previos de sofreír los tomates y cambiarlo por el tomate frito Hida. Está elaborado con tomate (138g para elaborar 100g de tomate frito), aceite de oliva virgen extra (5,1%), azúcar, sal y nada más, sin conservantes ni aditivos, si no al estilo casero y hecho a fuego lento durante 2 horas.

La receta de Shakshuka la podéis modificar a vuestro gusto, cambiando o añadiendo más verduras, modificando las especias, la salsa de tomate… Veréis que, sea como sea, esto es un plato completo y súper rico. En cuanto a la presentación, en mi caso, he querido triturarlo todo porque he añadido unos tomates secos a la mezcla pero, generalmente, se presenta tal cual.

Ingredientes para hacer Shakshuka

  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates tipo pera
  • 2 cucharadas de tomate concentrado o triturado al natural
  • 2 tomates secos en aceite de oliva (no está incluido en la original)
  • 1/4 de pimiento rojo
  • Especias al gusto:
    • canela molida
    • pimienta recién molida
    • comino molido
    • cilantro molido
    • pimentón dulce
  • Sal
  • Unas hojas de menta fresca
  • Queso feta (no está incluido en la original)
  • Escamas de pimentón
  • Aceite de oliva virgen
  • Azúcar (no he necesitado echarlo pero suele ser para rebajar la posible acidez del tomate)

Cómo hacer Shakshuka en casa

Pon una sartén al fuego con un poco de aceite. Cuando esté caliente será el momento de añadir la cebolla cortada en tiras finas y los dos dientes de ajo cortados muy chiquitito. Echamos un poco de sal para que vaya sudando y la dejamos como unos 5 minutos a fuego medio.

El siguiente paso será añadir los pimientos cortados en trozos pequeños y lo dejamos otros cinco minutos más.

Mientras tanto, ve pelando los tomates pera y troceándolos. No pierdas el líquido que puedan soltar. Pasados los cinco minutos será el momento de añadir los tomates troceados, los tomates secos y la cucharada de pasta de tomate o tomate triturado.

Incorpora también las especias. No hay cantidades exactas, esto va al gusto y al ojo de cada uno. Deja que se cocine todo junto otros cinco minutos más, aproximadamente.

Cuando veas que la salsa ya está lista, en mi caso, la he tenido que triturar pero no puedes dejarla tal cual.

Ahora es el momento de incorporar los huevos sobre la salsa de tomate junto con un poquito de sal. No hay que tapar la sartén, si no que hay que bajar el huevo para dejar que se hagan poco a poco. Te quedarán unos huevos escalfados impresionantes. Si quieres que cuaje antes puedes mover un poco las claras, así el calor les llegará antes y verás que van tornando de calor. Si también necesitas que vaya más rápido, tapas la sartén y para delante.

Para la presentación, he añadido unas hojas de menta fresca sobre el tomate, un poquito de queso feta desmenuzado y las escamas de pimentón. Para mi gusto, ambos le dan un toque delicioso. Otra opción es añadirle cilantro fresco por encima, también queda espectacular.

En cuanto lo tengas todo listo, sirve rápidamente junto con el pan de pita (o el pan que tengas en casa) y a disfrutar de esta impresionante combinación de sabores.

Otras recetas que te pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar