Solomillo con salsa gorgonzola

Una de las mejores recetas de solomillo que podemos preparar en casa es aquella que cuenta con una mezcla de queso y nata para crear una rica salsa gorgonzola. Además, si os gusta el sabor del queso fuerte, no podéis dejar de perderos este impresionante y sencillo plato ¡Es delicioso!. Veamos a continuación, cómo hacer […]

Una de las mejores recetas de solomillo que podemos preparar en casa es aquella que cuenta con una mezcla de queso y nata para crear una rica salsa gorgonzola. Además, si os gusta el sabor del queso fuerte, no podéis dejar de perderos este impresionante y sencillo plato ¡Es delicioso!. Veamos a continuación, cómo hacer un solomillo con salsa gorgonzola.

Solomillo con salsa gorgonzola

solomillo_salsa_gorgonzola

La salsa de gorgonzola que vamos a preparar es un juego de niños, pero el resultado es una tentación para los adultos. Un fuerte y delicioso sabor a queso que combina de maravilla con el sabor del solomillo.

Podéis utilizar un solomillo de ternera como de cerdo, nosotros hemos utilizado el de cerdo que combina a las mil maravillas con todo tipo de salsas, desde dulces a ésta de gorgonzola. Es un plato muy fácil de preparar, que no requiere ser un maestro en la cocina y que lo tienes en un momento, así que contadme ¿cuándo lo vais a preparar¿

Ingredientes del solomillo con salsa gorgonzola

  • Un solomillo de cerdo
  • 200 gr. de queso gorgonzola
  • 150 ml. de nata de cocinar
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Preparación del solomillo con salsa gorgonzola

En un cazo pon la nata y el queso gorgonzola cortado en trozos, deja que se vaya deshaciendo y que la salsa reduzca. Os recomiendo tener más nata y queso a mano por si os resulta demasiado intenso o suave el sabor, así podéis darle vuestro toque según el gusto.

El solomillo lo vamos a laminar en trozos no muy gruesos, pero tampoco excesivamente finos. Personalmente, nos gusta que tenga dos centímetros, más o menos. Se hace en muy poco tiempo, así que os recomiendo que lo hagáis cuando tengas ya la salsa a punto de estar.

ANUNCIO

En una sartén echas un poco de aceite y cuando esté caliente pones el solomillo, tendréis que hacerlo al punto que os guste. Es una carne muy tierna, por lo que os recomiendo que no lo paséis en exceso.

solomillo_salsa_queso_gorgonzola

En cuanto lo tengas, sólo tienes que llevar el solomillo y la salsa a la mesa ¡Libre albedrío! La combinación es impresionante y como véis, muy fácil de preparar.

ANUNCIO

solomillo-salsa-gorgonzola

Variante con salsa más  suave

Como hemos visto, esta receta es realmente fácil de preparar pero si deseas darle un toque algo más «dulce» al plato, puedes variar un poco en la elaboración de la salsa. Ya os hemos explicado que para hacerla, tan solo tenéis que dejar en reducción la mezcla de un poco de queso gorgonzola y nata para cocinar, pero podemos hacer que sea más rica todavía si añadimos, 1/4 de cucharadita de nuez moscada, una cucharadita de mostaza y media cucharadita de salsa Worcestershire.

Removemos bien y a toda esa mezcla le añadimos también los jugos que ha ido soltando el solomillo cuando lo hemos cocinado.

De este modo tan sumamente sencillo, podremos obtener otro tipo de salsa gorgonzola, con un sabor que sea mucho más variado en sabores y no tan intenso. Será sin duda, una buena opción para aquellas personas a las que les gusta el queso, pero consideran que tal vez el queso gorgonzola es un poco fuerte.

También te recomendamos ver la receta de Solomillo con queso de cabra

4.80 / 5
4.80 - 11 Votos

También te puede interesar