Tarta de piña y sobaos – Tarta de piña invertida

La tarta de piña y sobaos, también llamada tarta de piña invertida, es uno de los grandes clásicos del verano, al menos en mi casa. Si no lo preparamos en casa, al menos en alguna de las invitaciones familiares aparecerá como el postre ¡así de popular es! Y no es para menos, es una tarta facilísima de hacer, rápida y está bien fresquita.

Receta de Tarta de piña y sobaos

Esta tarta de piña y sobaos también es conocida como tarta de piña invertida pues, como vais a ver en la preparación, se hace como una tarta tatín, comenzando de arriba a abajo y después se le da la vuelta.

A pesar de que la tarta de piña y sobaos es todo un clásico, podéis encontrar algunas variaciones curiosas y deliciosas para prepararla en casa. Es decir, que siempre se puede innovar y personalizar para conseguir sabores más intensos o más suaves, más o menos dulces, añadirle algún toque cítrico o buscar toques de color, etcétera.

Por ejemplo, al poner las rodajas de piña enteras (no cortadas) puedes incluir en el centro alguna fruta de temporada como puede ser una mora, una frambuesa o un arándano, puedes optar por fruta en almíbar como las guindas, etc. Además de darle un toque decorativo y distintivo a la tarta de piña y sobaos también les aporta un toque de sabor que le sienta fenomenal.

Otro cambio que podéis hacerle a esta receta de tarta de piña y sobaos es triturar alguna rodaja de piña con el zumo de la piña, aumentando el sabor a esta fruta en la tarta. Para mi gusto está estupenda tal y como os la voy a presentar pero es una opción más a tener en cuenta. O, si no queréis usar gelatina y preferís el agar agar o la cuajada, sin duda va a ser necesario triturar más de una rodaja de piña para intensificar el sabor de esta tarta.

¿No tienes sobaos en casa o no te gustan? Pues puedes cambiarlo por soletillas o incluso partir unas magdalenas, o algo abizcochado, para utilizarlas en lugar de los sobaos. De lo que se trata es de que tengas una base de tarta suave, esponjosa y que se empape con el relleno.

Un ingrediente clave de esta tarta de piña y sobaos es el caramelo. Si quieres la versión más rápida e instantánea compra el bote de caramelo en el supermercado pero, si puedes invertir cinco minutos, haz tu propio caramelo en casa. No se tarda nada, solo lleva azúcar y es fácil de hacer. Eso sí, siempre cuidado con no quemarse y prestando atención al fuego para que no se queme el azúcar.

Tarta de piña y sobaos – Ingredientes

  • 1 bote de piña en su jugo
  • 500 gr. de nata líquida para montar
  • 1 sobre de cuajada de piña
  • Sobaos o soletillas (la cantidad depende del recipiente)
  • Caramelo o azúcar

Cómo hacer tarta de piña y sobaos

Hay muchas maneras de hacer caramelo, para esta tarta lo que hemos hecho ha sido poner unas cuantas cucharadas (aproximadamente 4 -5) de azúcar en la sartén y ponerlo directamente al fuego, temperatura medio baja. Verás que se va formando una capa de azúcar en el fondo, ve removiendo con una cucharada de madera para evitar que se pegue y se queme. Según se vaya convirtiendo en líquido remueve para facilitar que se vaya deshaciendo los trocitos de azúcar.

En cuanto lo tengas, y con mucho cuidado, vuelcas el caramelo en el molde que hayas escogido para hacer la tarta. Tiene que quedar totalmente cubierto. Lo dejamos enfriar, es decir, que cristalice. Esto le va a llevar pocos minutos.

Cuando esté frío colocas las rodajas de piña sobre el caramelo. La idea es que haya bastantes rodajas de piña por lo que si en tu molde no entran bien, córtalas en medias lunas o como lo necesites para que tenga piña. (No tires el zumo).

Sobre la piña coloca los sobaos, las soletillas o el dulce que hayas escogido.

Pon el zumo de la piña en un cazo junto con la nata y lo pones a calentar, en cuanto hierva añades el sobre de gelatina y remueve hasta que esté completamente disuelto. Vuelca sobre los sobaos y verás cómo estos suben hacia arriba y forman la base.

Lo dejas atemperar y lo metes en la nevera hasta el día siguiente.

Para desmoldarlo pasamos un cuchillo romo por los bordes, ponemos un recipiente plano y que lo abarque en su totalidad, se gira con unos estupendos movimientos de muñeca y ¡tachán! Habemus tarta de piña invertida.

Otras recetas que te pueden gustar son:

3.00 / 5
3.00 - 5 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar