SaborGourmet.com

Tarta de queso y lima sin horno

La tarta de queso y lima es súper fresquita, con una base crujiente de galleta y una cremosidad cítrica sensacional. Se hace súper rápida.

Receta de tarta de queso y lima sin horno

Hemos hecho la tarta de queso y lima poco dulce, sólo con el punto justo de dulzura y un agradable sabor a lima, en vuestra mano dejo hacerla más o menos dulce.

Si habéis visto alguna otra de mis recetas de repostería, habréis visto que raramente utilizo la gelatina y siempre la cambio por la cuajada.

Tarta de queso y lima: Ingredientes

  • 1 paquete galletas tipo digestive
  • 90 gr. mantequilla
  • 2 sobres de cuajada
  • 200 ml de leche entera
  • 500 ml de nata para montar
  • 600 gr. de queso crema
  • 6 limas
  • 170 gr de leche condensada

Glaseado:

  • Zumo de una lima
  • 75 gr de azúcar glass

Cómo hacer tarta de queso y lima

  • Base de la tarta 

Tritura bien todas las galletas. Añade dos cucharadas de mantequilla derretida y mézclalo bien.

Lo echas sobre el fondo del molde escogido, cúbrelo y presionas un poquito para que quede todo compacto.

Una vez listo, a la nevera.

base de galletas
Relleno de la tarta

En un cazo ve echando la ralladura de las cuatro limas. Después, las exprimes y echas también su zumo.
Añade al cazo los 500 ml de nata, la leche condensada (sustituye al azúcar) y medio vaso de leche, el resto de la leche la reservas. Pon el fuego a nivel bajo y remueve.

Mientras tanto, en el vaso de leche que hemos reservado deshaz los dos sobres de cuajada.

En el momento en el que el contenido del cazo esté caliente y homogéneo, añade el queso crema. Remueve con unas varillas constantemente hasta que esté completamente disuelto, que no haya ningún tipo de grumo, también podéis utilizar la batidora eléctrica para que quede bien mezclado.

Una vez que lo tengáis a punto, sólo tenéis que añadir la leche en la que se ha disuelto la cuajada. Ponerlo a fuego medio bajo, remover de manera constante para evitar que se pegue ninguna zona y manteneros así hasta que dé el primer hervor. En cuanto hierva, estará listo el relleno de queso y lima.

queso crema y lima

Saca el molde de la tarta de la nevera y coloca una cuchara en el fondo, sobre ella vierte el relleno de la tarta. Utilizamos una cuchara de esta manera para evitar la posibilidad de que se levante cualquier trocito de galleta que no se haya quedado unificado.

Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente y, a continuación, lo metemos en la nevera de un día para otro.

La presentación puede variar mucho en función de lo que se os ocurra. En nuestro caso le hemos echado un glaseado por encima pero también podéis hacerla más densa con una hoja de gelatina para que quede sólido, o podéis caramelizar la lima o presentarla al natural en rodajas.

Esta tarta es ideal servirla directa de la nevera, para que el fresquito del sabor de la lima también se acompañe con la temperatura.

Otras recetas que os pueden resultar útiles son:

4.29 / 5
4.29 - 21 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar