Escrito por

Solomillo de pavo con salsa roquefort y puré de patata

Una receta sencillísima, con un sabor espectacular y que no requiere de muchos ingredientes. Este solomillo de pavo con salsa roquefort se va a convertir en uno de esos platos frecuentes en casa, que se hacen en poco tiempo y sorprende.

En las grandes celebraciones, como la época de navidad o fechas señaladas donde las comilonas están a la orden del día, es fundamental buscar platos que tengan menos grasa que la habitual para facilitar un poco las digestiones.

Por ello, hemos querido preparar este plato con solomillo de pavo en lugar de carne de ternera o de cerdo, ya que los nutricionistas afirman que tiene menos grasa que las dos anteriores. Si queréis reducir aún más la grasa de este plato, podéis cambiar la nata por leche evaporada (comprobad que el índica de grasa final no se iguale) y tendréis un plato más ligero.

Para acompañarlo hemos preparado un rápido puré de patata sin condimentos, para que todo el protagonismo esté en la salsa. Eso sí, la combinación es absolutamente sensacional y el nivel de dificultad es bajísimo.

En nuestro caso, este solomillo de pavo con salsa roquefort ha sido para dos personas pues no era muy grande y el resto de cantidades han estado calculadas para lo mismo. Si sois más a comer, sólo tienes que sumar.

Solomillo pavo con salsa roquefort: Ingredientes

  • Solomillo de pavo
  • 100 gr. de queso roquefort
  • 200 ml. de nata para cocinar
  • 3-4 patatas
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Pimienta variada recién molida
  • Nuez moscada

Solomillo pavo con salsa roquefort: Preparación

Vamos a comenzar por el plato con el que vamos a tardar un poco más, el puré de patata. Pon agua en una cacerola a calentar, no hace falta que sea muchísima, sólo queremos que las cubran. Mientras hierve, pela las patatas, las lavas y las cortas en trozos no muy grandes, tienen que estar tronchadas o que estalen. Cuando hierva el agua añades una buena pizca de sal, esperas unos instantes y añades las patatas. Ponle la tapa y déjalas cocer mientras preparamos el resto de ingredientes.

Limpia el solomillo si ves que tiene alguna grasa. Sálalo por ambas caras y salpimienta.

Pon una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva, cuando esté caliente añades el solomillo de pavo y dejas que se vaya haciendo a fuego bajo. En un primer momento, va a marcarse la carne pues la sartén está bien caliente, pero después se irá haciendo por dentro. No se le da la vuelta hasta que la carne esté perfectamente dorada y repetimos el proceso por la otra cara.

Mientras se va haciendo la carne, pon otra sartén o cacerola al fuego. Echa el queso roquefort y deja que se vaya derritiendo a fuego bajo, añade también la nata para cocinar y un poquito de nuez moscada.

Cuando las patatas estén cocidas, las escurres y vuelves a introducirlas en la cacerola. Echa un chorrito de nata para cocinar, leche o mantequilla sobre ellas. Con la batidora las haces puré y listo. Todo depende del tipo de puré que quieras, el mío es más bien espeso, se nota la patata y sólo he echado una pequeña cantidad de líquido para que quede más jugoso. Reserva. (Si tenéis dudas, podéis escribirnos o consultar este artículo “receta de puré de patata casero“).

Cuando la carne ya esté cocinada -fijaros que mi solomillo no era muy grueso y eso ha hecho que no tarde en exceso, además de que se pueda pasar en la sartén- echa la salsa de queso roquefort por encima y deja que dé un hervor. Lo que queremos es que se mezcle con el jugo que ha soltado el solomillo de pavo mientras se cocinaba.

A emplatar. He echado una capa de puré de patata sobre la fuente en la que iba a presentarlo, he colocado el solomillo con la parte más dorada hacia arriba y después he echado un poquito de salsa roquefort por encima, el resto de la salsa para salsearse en el plato individualmente.

Y ya estaría listo el solomillo de pavo con salsa roquefort y puré de patata casero. ¡Buen provecho!

Otras recetas que pueden interesarte:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos