Escrito por Tendenzias

Tiramisú con chocolate blanco

El tiramisú con chocolate blanco y fresas frescas es un postre muy especial, facilísimo de preparar y el sabor es absolutamente irresistible. Además, tenéis diferentes formas de presentarlo, por lo que podéis personalizarlo y complicaros todo cuanto queráis.

Este postre italiano tradicional ha adquirido muchas variantes a lo largo de los años y, la verdad, es que en cada casa, cada uno le vamos dando un toque personal variando las cantidades o añadiendo distintos ingredientes que hacen cada tiramisú sea único y excepcional.

En esta ocasión, hemos preparado una de las variantes que más nos han gustado: tiramisú con chocolate blanco y le hemos añadido unas fresas frescas, pero puedes cambiarlo por frambuesas o los frutos rojos que más te gusten.

El chocolate blanco le va a dar un toque de dulzor delicioso pero sin llegar a ser empalagoso, vais a ver en los ingredientes que tampoco tiene demasiado chocolate y el toque de las fresas va a rebajarlo.

La primera recomendación que os daría es que si podéis hacer los bizcochos en casa, pues mejor que mejor, porque podéis añadirle o no la esencia de vainilla, toques de café o de licor, o hacerlos sencillos y sin sabores comerciales. ¿Que os pilla el toro – como a mí – o que no os apetece dar tantos rodeos? Pues podéis encontrar soletillas y bizcochos que están sensacionales, escoged unos que os gusten que merece la pena porque va a cambiar mucho el sabor.

Tiramisú con chocolate blanco: Ingredientes

  • 250 gr. de mascarpone
  • Fresas frescas
  • 75 gr. chocolate blanco
  • 40 gr. azúcar
  • 2 huevos
  • Soletillas o bizcochos
  • Leche
  • Cacao en polvo, café o licor

Tiramisú con chocolate blanco: Preparación

Preparar la crema de tiramisú

Pon a fundir el chocolate blanco al baño maría o, si lo haces en el microondas, ponlo con tiempos muy cortos porque se puede quemar en seguida, mucho antes que el chocolate negro. Una vez que esté bien fundido, deja que se temple.

Separa las yemas de las caras. Pon las yemas en un bol alto y mézclalo con el azúcar con la ayuda de una batidora eléctrica, lo que hará que puedas conseguir que monten las yemas en menos tiempo y adquieran ese aspecto de crema blanquita.

Una vez lo tengas listo, echa el chocolate fundido a la mezcla (comprueba que no está muy caliente) y el queso mascarpone. Usa de nuevo las varillas y mézclalo todo muy bien.

Para montar las claras que has reservado es mejor que utilices un recipiente metálico, verás que resulta más fácil. Puedes hacerlo a mano pero es mucho trabajo, así que si tienes varillas eléctricas mucho mejor.

Cuando veas que están densas y montadas, las echas sobre la crema anterior y con ayuda de una espátula vas incorporándolas con movimientos envolventes, hasta que tengas una crema suave y homogénea.

Montaje del tiramisú

En los ingredientes os he puesto varias opciones para que cada una escojáis en qué bañáis los bizcochos o soletillas. Lo tradicional es el café o el licor pero, para variar, nosotros hemos utilizado un poco de cacao en polvo sin azúcar.

Sea cual sea lo que utilicéis, en un plato echad un poco de leche y añadid el ingrediente escogido (gotas de café, licor o cucharadita de cacao), removed bien para que se mezcle y vais bañando los bizcochos o soletillas.

El montaje es sencillo, primero hay que poner una capa de bizcochos o soletillas, se cubre con la crema de mascarpone y chocolate blanco anterior, unas fresas frescas por encima y repetimos: soletillas, crema y fresas. Acaba como más te guste.

También puedes hacer este montaje, como la que veis en la fotografía de elmundodedriwrgy que coloca las fresas sobre la soletilla y cubre con chocolate blanco.

google_ad_client = 'ca-pub-2343544197275744';google_ad_slot = '7261601681';google_ad_width = 640;google_ad_height = 300;

Eso sí, lo ideal es que esté al menos unas cuantas horas en la nevera y si puedes dejarlo de un día para otro, mucho mejor.

Presentación

Las presentaciones son absolutamente variadas y puedes preparar este tiramisú con chocolate blanco como más te guste.

Nosotros hemos preparado un tiramisú en vaso un poco chato y ancho, de esta manera, cada uno tiene su vaso y no hay que estar repartiendo.

Pero puedes prepararlo en forma de tarta y, si no te van las fresas o quieres añadir los productos frescos porque son perecederos, aquí tienes otra opción de tiramisú con chocolate blanco en forma de tarta y con una última capa llena de chocolate blanco picado.

¡A elegir y disfrutar!

SaborGourmet.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos