Bizcocho de limón sin azúcar (dátiles)

Un bizcocho de limón sin azúcar, endulzado con dátiles y con un sabor a cítrico suave (que puedes intensificar si quieres) que resulta ser todo un vicio. La preparación de este bizcocho es muy fácil, no lleva mucho tiempo hacerlo y tendréis un bizcocho estupendo para varios días, si es que llega. Bizcocho de limón […]
SaborGourmet.com

Un bizcocho de limón sin azúcar, endulzado con dátiles y con un sabor a cítrico suave (que puedes intensificar si quieres) que resulta ser todo un vicio. La preparación de este bizcocho es muy fácil, no lleva mucho tiempo hacerlo y tendréis un bizcocho estupendo para varios días, si es que llega.

Bizcocho de limón sin azúcar endulzado con dátiles

Si no quieres tomar nada de azúcar y quieres optar por las versiones más sanas sin renunciar al dulce, los dátiles son una opción maravillosa para conseguirlo. Lo ideal son los dátiles de medjoul, pero si no los encuentras, tienes otros dátiles o támaras a tu disposición, solo fíjate en los ingredientes para comprobar que no están tratados y son naturales. Con lo que tengas, prepara una pasta de dátiles como te muestro aquí «Caramelo de dátiles» y ya tienes un endulzante estupendo para el bizcocho de limón sin azúcar o el postre que quieras.

Este bizcocho de limón sin azúcar tiene un sabor suave y una textura muy blandita, se ha quedado un poco más esponjoso y húmedo que un bizcocho tradicional porque tras el horneado lo he bañado con un poquito de zumo de limón para que se intensifique el sabor, pero podéis evitar este paso.

Bizcocho de limón sin azúcar – Ingredientes

  • 200 gramos de harina
  • 250 gramos de pasta/caramelo de dátiles
  • 100 gramos de mantequilla blandita
  • 3 huevos
  • 1 sobre de impulsor (el mío es 1 sobre de gasificante + 1 sobre de acidulante)
  • Ralladura de un limón y medio
  • Zumo de 2 limones
  • 1 yogur natural estilo griego
  • Agua

Cómo hacer bizcocho de limón sin azúcar

Pon el horno a precalentar a 180º.

ANUNCIO

Mezcla la mantequilla con la pasta de dátiles hasta que esté completamente homogéneo.

En ese momento incorporas los huevos, uno a uno, batiendo entre medias para que se liguen a la mezcla.

Añade el yogur con el zumo de un limón y medio y remueve bien.

ANUNCIO

Incorpora la ralladura de limón, la harina, el impulsor que hayas escogido (nosotros gasificante, pero puedes usar levadura química). Mezcla todo bien con ayuda de una espátula y verás que tienes ante ti una mezcla cremosa y homogénea.

Puedes probar la masa para rectificar lo que necesites, como puede ser añadir más limón a la mezcla o más dulce de dátiles. Sólo tendrías que remover y listo.

Vuelca la masa del bizcocho sobre el molde que hayas escogido. En mi caso, al ser de silicona no he tenido que introducir con papel de horno o enharinarlo, pero si lo tienes de otro material haz previamente este paso para que puedas retirarlo cómodamente una vez esté horneado. Dale unos golpecitos suaves con la base sobre la mesa para que no quede ninguna burbuja y se extienda perfectamente, de forma uniforme, por toda la superficie.

Mételo en el horno ya caliente a 180º durante 35 o 40 minutos. Cumplido el plazo del tiempo, lo pinchas con algo muy finito y si ves que está seco, es el momento de retirarlo, si aún sale húmedo, dale unos minutos más.

Nada más sacarlo del horno, he mezclado en un vaso zumo de medio limón y un poquito de agua. Después lo he vertido por encima del bizcocho, le he puesto un trapo de tela por encima para cubrirlo y lo he dejado enfriar poco a poco a temperatura ambiente. Este paso es totalmente opcional.

ANUNCIO

Cuando ya esté frío, ya puedes disfrutar de este estupendo bizcocho en casa para tus desayunos y meriendas.

Otras recetas sin azúcar que pueden gustarte son:

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar