Caramelo de dátiles – Edulcorante natural

El caramelo de dátiles, también conocido como pasta de dátiles, es una preparación casera que puedes hacer en pocos minutos en casa y que puedes utilizarlo como un endulzante natural para tus cafés, tés, yogures y todo tipo de postres. De esta manera, podrás cambiar el azúcar por dulce natural proveniente de la fructosa. Edulcorante […]
SaborGourmet.com

El caramelo de dátiles, también conocido como pasta de dátiles, es una preparación casera que puedes hacer en pocos minutos en casa y que puedes utilizarlo como un endulzante natural para tus cafés, tés, yogures y todo tipo de postres. De esta manera, podrás cambiar el azúcar por dulce natural proveniente de la fructosa.

Edulcorante natural: Caramelo de dátiles

Cada vez son más personas las que buscan recetas saludables, entre las cuales implica reducir o eliminar el gasto de azúcares añadidos: azúcar blanquilla, azúcar moreno, panela. sacarosa… O edulcorantes como la stevia, eritritol, xilitol, etc. Una de las formas de optar por edulcorantes naturales es crear tu propio caramelo de dátiles en casa, que aporta un dulzor estupendo y proviene directamente del fruto, sin añadidos de ningún tipo.

¿Por qué he incluido la stevia dentro de los poco deseables? Porque a la estevia que podemos acceder a través de los supermercados ya lleva muchos procesos industriales a sus espaldas y acaban perdiéndose nutrientes, se le añaden otros ingredientes poco naturales y acaba siendo una opción que al menos yo no elijo.

Sin embargo, los dátiles son frutos que provienen de la palmera datilera y contienen una interesante gama de nutrientes: potasio, ricos en antioxidantes (vitamina A, C y E), alto nivel de fibra soluble e insoluble, hierro y magnesio, boro, cobalto, cobre, flúor, manganeso, selenio y zinc. Son muy nutritivos y una gran fuente de energía, aportando casi 250 kcal por cada 100 gramos, dependiendo de la variedad.

La mayor producción de dátiles se obtiene de Marruecos, Paquistán, Arabia Saudí, Iraq y Argelia, aunque también podéis encontrar dátiles en Elche. Los dátiles más valorados son los Dátil Medjool y Deglet Noor, otras variedades también muy ricas son Dátil Barhi, Dátil Halawy, Dátil Khadrawy, Dátil Zahidi, Dátil Mozafati, Dátil Barhi. Como curiosidad, no se trata de un fruto seco al uso, si no que se deja madurar y secar en la propia planta antes de retirarlo.

ANUNCIO

Eso sí, cuando vayáis a comprarlos al supermercado o a la tienda de frutos secos para hacer el caramelo de dátiles, por favor, fijaros en los ingredientes. Veréis que hay varios tipos, los que han sido tratados (y pueden contener azúcar añadida, además de otros ingredientes) y tenéis también la versión natural, sin añadidos de ningún tipo. Ésta última sería la ideal. A su vez, podéis encontrarlos con hueso o sin hueso, se supone que con hueso se os conservarán mejor.

Otro edulcorante natural por excelencia es el plátano, no la banana que es menos dulce. Un plátano en su punto, y ni qué decir de un plátano muy maduro (cuando se pone negro por fuera), son excelentes edulcorante de cualquiera de tus postres o desayunos.

Caramelo de dátiles – Ingredientes

ANUNCIO
  • 200 gramos de dátiles
  • 200 ml de agua

Cómo hacer caramelo de dátiles

Si tienes los dátiles con hueso, lo único que tienes que hacer es un corte en uno de los lados y verás que se extrae el hueso con facilidad.

Calienta 200 ml de agua y, una vez que esté bien caliente, añades los 200 gramos de dátiles. Déjalos reposando un mínimo de 10 minutos y tapando el recipiente para que conserve mejor el calor. Si al echarlos has visto que tus dátiles estaban muy secos y duros, puedes aumentar el tiempo de reposo en el agua caliente para que ablanden mejor.

Una vez los tengas blanditos, es el momento de triturarlo todo junto hasta que obtengas una mezcla cremosa y homogénea. Lo ideal es utilizar una trituradora con una buena potencia, verás que en pocos minutos lo tienes, pero si tu trituradora tiene poca potencia te llevará unos pocos minutos más. Tritura, y cuando veas que se calienta, déjala descansar y continúa.

Una vez lo tengas, pasas el contenido a un tarro de cristal que puedas cerrar herméticamente. Lo dejas atemperar antes de cerrarlo y lo conservas en la nevera para que se mantenga en perfectas condiciones. Se mantiene en buen estado durante unos 7 días.

ANUNCIO

Recetas en las que hemos utilizado dátiles son:

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar