Escrito por

Cómo hacer polos de limón caseros y cremosos

La receta de polos de limón cremosos es tan estupenda y rápida que se va a convertir en el clásico de todos los veranos. Anteriormente os hemos contado cómo hacer helados caseros, en esta ocasión nos centramos en los polos más refrescantes y con una receta sencillísima.

Cómo hacer polos de limón caseros

Puedes hacer tus propios polos de limón cremosos en casa, con una receta tan sencilla y rápida de hacer que pueden convertirse en tus helados caseros del verano. Realmente, resultan tan refrescantes y tan dulces que os van a durar poquito en el congelador ¡Apetecen!

Hemos preparado una versión en polos de limón pero esta misma combinación de ingredientes las podéis encontrar en limones rellenos o preparar una tarta de limón helada en casa, sólo habría que añadir cuajada o gelatina.

Las cantidades que os compartimos en la receta polos de limón cremosos son la base, después os recomendamos probar si os gusta así o necesitáis que tenga un poquito más de zumo de limón o un poquito más dulce. Para mí, estas son las medidas perfectas pero ¡A vuestro gusto!

¿Compensa comprar unos moldes de helado? Sin duda. Según el diseño que queráis, vais a ver que los precios varían pero unos moldes de helado son una idea sensacional porque os van a durar años y años. Además, tenéis moldes de distintos materiales, desde los que tenéis que retirar fácilmente la silicona a los que tenéis que colocar bajo el agua unos instantes.

Receta de Polos de limón cremosos – Ingredientes

  • 300 gr. leche condensada
  • 3 limones (80 ml de limón)
  • 400 ml de leche entera

Cómo hacer Polos de limón cremosos

Resulta tan fácil que no hay mucho que decir en esta sección:

Coloca en un gran recipiente la leche entera, la leche condensada y el zumo de limón, en este orden.

Con ayuda de unas varillas homogeniza todos los ingredientes hasta que tengas uno solo.

Rellena los moldes de helado que tengas en casa con mimo, ya sea con una cuchara, un cucharón o un embudo pequeño.

Los metes al congelador toda la noche y listo (se pueden dejar entre 4 y 6 horas, pero si lo dejáis más, mucho mejor). Al día siguiente ya puedes disfrutar de unos helados de limón perfectos.

Otras recetas de helados que os pueden resultar interesantes son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?