SaborGourmet.com

Cómo hacer tequeños de queso en casa

Los tequeños de queso, también conocidos como dedos de queso, son uno de los entrantes más ricos que nos trae la gastronomía venezolana.

Receta de tequeños de queso venezolanos

Los tequeños de queso venezolanos, tal y como os comentábamos antes, son unos palitos rellenos de queso. Al menos, así son los tradicionales porque hoy día podéis encontrar todo tipo de rellenos como los de chocolate, plátano macho y guayaba, u otras combinaciones que ya surgen de la internacionalización de los tequeños, como puede ser el de queso de cabra con cebolla caramelizada.

Ingredientes para hacer tequeños de queso

  • 300 gr de queso llanero (o provolone, o San Simón da Costa u otro queso duro blanco)*
  • 250 gr de harina de trigo
  • 1 huevo
  • 80 gr de mantequilla (pomada = blandita)
  • 1 cucharadita de sal
  • Agua templada
  • Aceite de girasol u otro aceite suave

*La única complejidad que puede tener esta receta es la de encontrar el queso llanero, pero no es una tarea imposible. Simplemente tenéis que buscar una tienda de alimentación que venda productos latinos y segurísimo que lo tienen. Podéis optar por otros quesos para rellenarlos pero os aviso que no va a ser lo mismo.

Cómo hacer tequeños de queso en casa

*Atención a este paso. Cada harina absorbe una cantidad de agua diferente, algunas más y otras menos, por lo que es fundamental que no te pases al añadir agua y la vayas incorporando poco a poco.

  • Preparación de la masa

Pon en un recipiente la harina y haces un agujero en el centro, donde vas a colocar la sal, la mantequilla blandita (no de microondas) y el huevo. Ve incorporando la harina de los laterales hacia el centro y vas añadiendo poco a poco el agua*.

Cuando veas que más o menos los ingredientes ya se han mezclado bien, lo vuelcas sobre la encimera limpia y seca, comienza a amasar (como puedas, como te salga) durante 5 a 10 minutos. Verás que te va quedando una masa homogénea y lisa, con todo bien integrado.

Cuando llegues a este punto, colocas la masa en el recipiente y lo tapas con un trapo. Deja reposar la masa de 30 a 45 minutos. Ten en cuenta que la masa no va a subir ni nada por el estilo, no hemos usado ningún tipo de fermento, solo es necesario que se relaje para poder estirarla bien.

  • Formado de tequeños

Mientras tanto, ve cortando y preparando el queso. El corte de queso lo puedes hacer a tu gusto, incluso utilizando la medida de unos de tus dedos para saber qué largo quieres para tus tequeños.

Pasado el tiempo, espolvorea harina en la encimera, pones la masa y la cortas en cuatro. Haz una bolita con cada porción y las reservas.

Coge una bola y la estiras con el rodillo, tanto en vertical como en horizontal. Tiene que quedar una masa finita. Después cortas tiras de la masa en forma vertical con un centímetro y medio de ancho. 

Hacemos los tequeños. Coge una de las tiras y uno de los trozos de queso. Pon la punta en el inicio de la cara del queso que da frente a ti y la llevas por detrás, que cubra toda la parte trasera y, después, que cubra la parte delantera; cuando esa cara del queso queda cubierta es el momento de ir girándalo desde el inicio, cubriendo las otras dos caras del queso en diagonal, que no quede ningún resquicio sin cubrir. (Es facilísimo, más fácil de hacer que de describir, así que en el vídeo que os dejo al final lo veréis clarísimamente).

Si te sobra masa del tequeño, la quitas y reservas, pues puedes juntarlas con otras restantes y hacer una tira. Lo mismo, si ves que te has quedado sin masa, coges otra tira, humedeces ambas puntas y continuas.

Repite este proceso con todos los trocitos de queso.

  • Cocinar tequeños

Para cocinarlos tienes que poner una sartén o cacerola con abundante aceite. En cuanto esté caliente los añades y los vas girando cada poco con ayuda de un par de tenedores, pues en seguida se va a dorar la masa y se funde el queso.

Si quieres hacerlos al horno, puedes pintarlos con un poco de aceite con una brocheta o también con huevo batido.

Si has hecho de más para congelar, se recomienda que espolvorees un poquito de harina entre los tequeños para que no se peguen entre ellos. Igualmente, cubre cada capa con plástico o papel de cocina para que no se adhieran. Para freírlos, haz igual que con las croquetas, los metes directamente al aceite caliente.

Ya solo queda servir y disfrutar de tus tequeños de queso en casa.

Finalmente, a la hora de comprar todos los ingredientes necesarios, comentarte que esta receta de tequeños de queso admite que hagas de más y los congeles para freírlos cuando se te antojen. El esfuerzo vas a ver que es mínimo y la complejidad es la de enrollar la masa alrededor del queso, es decir, nada de nada.

Otras recetas venezolanas que pueden ser gustarte son:

3.33 / 5
3.33 - 6 Votos
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar