Escrito por

Patatas hasselback

Las patatas hasselback son un plato delicioso, uno con el que podréis conseguir un maravilloso acompañamiento o disfrutar de un plato único sensacional. Os mostramos cómo preparar este plato en casa, qué ingredientes son los originales y sus versiones más famosas, a la vez que os contamos algunos trucos para que sea aún más fácil de hacer.

Patatas hasselback

Las patatas hasselback son de origen sueco, se servían en el menú del día del restaurante Hasselbacken. Estas patatas tienen un corte que les da forma de acordeón y las cuales podéis rellenar con hierbas u otros ingredientes. Este tipo de corte facilita que las patatas se hagan por dentro de forma jugosa, a la vez que el exterior queda crujiente.

Estas patatas hasselback son el acompañamiento perfecto para carnes, pescados y verduras. Podéis preparar la receta original con un poco de perejil fresco, mantequilla, ajo picado y un poco de chile, o podéis darle vida con otra serie de ingredientes como el bacon y el queso que os proponemos en la receta.

Patatas hasselback con bacon y queso

Las patatas hasselback con bacon y queso son una de esas delicias que no podrás dejar de preparar en casa en cuanto las pruebes. Verás que es una receta sencilla, deliciosa y que esa combinación de bacon y queso le queda absolutamente sensacional.

Patatas hasselback con bacon y queso – Ingredientes

  • Patatas
  • Mantequilla
  • Bacon
  • Queso rallado
  • Cebollino
  • Sal
  • Pimienta recién molida

Cómo hacer patatas hasselback con bacon y queso

Pon el horno a precalentar a 200 – 220º grados.

Lava las patatas para retirar cualquier rastro de tierra que pueda contener. Las secáis.

La clave de este plato es el corte de la patata, puesto que no podéis realizar un corte completo si no que debe de quedar en forma de acordeón y así que ninguna pieza se separe. Para que os resulte más sencillo, el truco es introducir un palo de brocheta un poco más abajo de la mitad de la patata. A continuación, hacéis el corte de cada lámina y llegáis con el cuchillo hasta el palillo, asegurándoos que queda exactamente igual y con el mismo grosor.

Derrite una cucharada de mantequilla al microondas. Reserva.

Con mucho cuidado y paciencia, ve abriendo cada ranura de la patata y echas sal.

Corta las tiras de bacon y las vas introduciendo en cada una de las ranuras de las patatas. Poco a poco, para que no se rompa. Si llega el caso de que se rompe, no pasa absolutamente nada, sólo que no queda tan bonito.

Cubre una fuente de horno con papel vegetal, colocas la patata y la untas con la mantequilla. No es necesario que eches demasiada mantequilla, ya que el bacon cuenta con su propia grasa.

Lo introduces en el horno durante 35 -40 minutos, 10 minutos antes de que terminen será el momento de añadir queso rallado por encima y le das un último toque para gratinar.

Después, sólo queda servir y a disfrutar al momento.

Otras recetas con patatas que os pueden resultar interesantes son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?