Escrito por

Croquetas de lacón

El mundo croquetero es tan amplio que nos da la oportunidad de preparar una gran variedad de croquetas deliciosas. En esta receta os mostramos cómo preparar unas croquetas de lacón tremendamente ricas y sin complejidad.

Croquetas de lacón

Preparar croquetas caseras no tiene por qué resultar complicado siempre que uno siga el paso a paso de la receta. Es como preparar una salsa bechamel sólo que la textura tiene que quedar un poco más densa, así se consigue darle forma a las croquetas.

Tenía muchas ganas de preparar unas croquetas de lacón y hemos optado por una versión sencilla, rápida y riquísima. También podéis incorporar un huevo duro, bien picado y troceado, a la masa de croquetas puesto que combina muy bien.

La razón de incorporar el lacón al final de la bechamel es para reservarnos la posibilidad de meter la batidora. De esta forma, se pueden eliminar todos los grumos si uno tiene prisa y no puede dedicarle mucho tiempo a masa.

En cuanto a la sal, va a ser importante que tengáis en cuenta que depende de qué tipo de lacón utilicéis puede aportar más o menos sal a la masa de croquetas, así que id poco a poco.

Croquetas de lacón: Ingredientes

  • 170 – 200 gr de lacón cocido
  • 500 – 700 ml de leche entera (aproximadamente)
  • 3 cucharadas colmadas de harina
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 – 2 huevos
  • Pan rallado
  • Nuez moscada
  • Sal

Croquetas de lacón: Preparación

Trocea el lacón en trocitos bien pequeños.

Pon una cacerola al fuego y echa una de las cucharadas de mantequilla, cuando está derretida será el momento de añadir el lacón para dorarlo un poquito.

Retira el lacón, evitando llevarte la mantequilla.

Añade la otra cucharada de mantequilla y cuando se derrita será el momento de incorporar la harina. Remueve constantemente para evitar que se queme y, en cuanto se haya tostado, ve añadiendo la leche poco a poco sin dejar de remover.

La salsa bechamel hay que trabajarla bien para conseguir que no haya ningún grumo y consiga todo el sabor, ni puede saber a leche ni a harina.

Cuando tenga una textura cremosa, un poco densa, será el momento de añadir el lacón. Remueve un poquito y prueba de sabor para echar la sal y una pizca de nuez moscado.

Vuelca la masa de las croquetas en un recipiente hondo y lo dejas enfriando hasta el día siguiente o entre 6 y 8 horas.

Para terminar de preparar las croquetas sólo tienes que poner en un plato un huevo batido y en el otro pan rallado. Con una cuchara vas cogiendo la medida de las croquetas, las pasas por huevo y luego por pan rallado, dándoles formas.

Las vas colocando en un recipiente plano, o las fríes al momento en abundante aceite, o las congelas.

loadInifniteAdd(44636);

Ya sólo queda disfrutar.

Otras recetas que os pueden parecer interesantes son: