Escrito por

Crumble de frutos rojos

El crumble de frutos rojos es el postre que lo tiene absolutamente todo: delicioso, fácil de preparar, con una textura impresionante y muy vistoso. Nosotros lo hemos terminado de presentar con una crema de mascarpone, que aúna todos los ingredientes y le da un sabor espectacular.

Crumble de frutos rojos

El crumble de frutos rojos es una absoluta maravilla que podéis preparar en casa fácilmente. Uno de esos postres fantásticos que apenas requieren tiempo de preparación ni de cocción, con el que conseguiréis sabores excepcionales y deslumbrar a cualquiera.

¿Que no os apasiona el crumble de frutos rojos? Pues podéis preparar un crumble con cualquier fruta que os apetezca, podéis hacer un crumble de fresas o un crumble de manzana, como ya os hemos mostrado en anteriores ocasiones, con un resultado fascinante.

Si seguís este sencillísimo paso a paso que os proponemos, veréis que el crumble de frutos rojos se prepara en muy poco tiempo y puede ser el postre perfecto para imprevistos, comidas o cenas especiales, o todo lo que os apetezca.

Crumble de frutos rojos – Ingredientes

  • 100 gr. de frambuesas
  • 100 gr. de arándanos
  • 100 gr. de moras
  • Fresas  (opcional)
  • Azúcar moreno
  • 100 gr. de harina
  • 50 gr. mantequilla
  • 30 gr. de azúcar moreno
  • 225 gr. de queso mascarpone
  • 1 cucharada de azúcar blanquilla
  • 1 chorro de nata líquida para montar

Cómo hacer crumble de frutos rojos

Se prepara en muy poco tiempo, por lo que pon el horno a precalentar a 180º.

Lava los frutos rojos y los colocas en un recipiente apto para el horno. Entre cada capa de frutos rojos pon un poco de azúcar moreno y rellena el recipiente o hasta que se terminen los frutos.

En un recipiente pones la harina con la mantequilla cortada en trocitos y el azúcar moreno que os indicamos en la receta. Lo movéis todo con los dedos hasta que consigáis una masa desmigajada pero compacta.

Esta masa desmigajada la vais colocando por encima de los frutos rojos, cubriendo todas las frutas. Mételo en el horno durante unos 25 a 30 minutos, momento en el que las frutas estarán asadas y la masa esté dorada.

Mientras tanto, prepara la crema de mascarpone. Es tan sencillo como poner el mascarpone en un recipiente con un chorro de nata líquida y una cucharada de azúcar. Lo bates hasta que esté completamente homogéneo y tenga una textura que te guste, debe ser un poquito densa pero igualmente cremosa.

Cuando lo tengas listo, verás que al presentar las frutas están asadas y cuentas con un ligero caramelo bien rico. Pones una cucharada de mascarpone sobre las frutas y listo. ¡A disfrutar!

Otras recetas que os pueden resultar interesantes son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos