Escrito por

Receta de Fresas confitadas

Os mostramos cómo preparar unas fresas confitadas en casa de una manera sencilla y deliciosa, además de rápida. Estas fresas las podéis incluir en una gran variedad de platos dulces y salados, consiguiendo unos contrastes maravillosos y una estética fascinante.

Receta de Fresas confitadas

Las fresas confitadas son una receta sencillísima de preparar y podéis utilizarla con una gran variedad de recetas. Podéis incluirlas en una tarta de queso o en un flan de huevo, añadirlas a un yogur griego, al igual que a cualquier tipo de receta en la que las frutas puedan ser una estupenda combinación, como las carnes.

Estas deliciosas fresas confitadas las hemos preparado con azúcar moreno pero podéis utilizar azúcar blanquilla. Con otro tipo de edulcorante no las hemos preparado nunca, así que no os puedo recomendar al respecto.

Podéis encontrar recetas en las que se preparan las fresas confitadas con mucha más azúcar de la que nosotros utilizamos, os lo dejo a vuestra elección. En nuestro caso, nos han quedado unas fresas con el punto perfecto de dulzor, ni demasiado dulces ni en exceso. Si cambiáis por el azúcar blanquilla recordad que éste tiene mayor dulzor, por lo que reducid la cantidad del mismo.

Receta de fresas confitadas – Ingredientes

  • 500 gr de fresas
  • 8 cucharadas de azúcar moreno
  • Un chorrito de agua

Cómo hacer fresas confitadas

Lava las fresas y retira el tallo verde. Al igual, si ves que hay alguna zona dañada de la fresa o que hay mayor parte blanca en la zona superior, la retiras.

En nuestro caso hemos confitado las fresas enteras pero puedes cortarlas a la mitad o en cuatro, eso va un poco al gusto de cada uno.

Pones las fresas en una cacerola o sartén que sepas que no se quema fácilmente. Añades el azúcar moreno y, en nuestro caso, hemos añadido un chorrito de agua para facilitar el proceso y evitar que se nos queme el caramelo.

Lo pones todo a fuego medio bajo, queremos que se vaya haciendo en su jugo y que aparezca todo ese delicioso caramelo. En un principio ayúdate de la cuchara para remover las fresas, en cuanto veas que ya comienza a haber líquido suficiente las dejas hacerse sin necesidad de remover.

Las hemos dejado en la cacerola un tiempo entre 20 y 30 minutos. Después, las hemos dejado enfriar en la misma cacerola y hemos pasado a rellenar los botes para cerrarlos herméticamente (así nos aseguramos que estén listas para su uso).

Ya sólo queda que las disfrutéis acompañando lo que más os guste, desde dulces a salados.

Otras recetas con fresas que os pueden resultar interesantes son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?